adeje >

“La amnistía fiscal no busca aflorar el dinero oculto bajo el colchón”

JOSÉ L. CONDE | Adeje

Las últimas reformas fiscales, la amnistía fiscal, las medidas para evitar el fraude, el Impuesto General Indirecto Canario y el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, fueron algunos de los temas tratados en la tarde de ayer en el encuentro organizado por el Círculo de Empresarios del Sur de Tenerife, que preside Miguel Galindo, y el socio director del Bufete Garrigues en Canarias, Antonio Viñuela, celebrado en el Colegio Costa Adeje.

Miguel Galindo desde que tomó posesión como presidente del Círculo de Empresarios del Sur de Tenerife ha organizado ya dos encuentros con sus asociados para informarles del marco jurídico y económico en que se mueven los asociados.

En este sentido, recientemente, se celebró otra reunión con la presidente de la Zona Especial Canaria, Beatriz Barrera, y ahora le ha tocado el turno al bufete de abogados Garrigues.

En palabras del presidente Miguel Galindo, se trata de que “nuestros empresarios estén lo más informados posibles” de las últimas medidas que ha aprobado el Gobierno central y el canario que tendrán un fuerte impacto en la economía. Uno de los problemas que más polémica ha suscitado recientemente en los medios de comunicación ha sido la aprobación de lo que se ha denominado amnistía fiscal.

En este sentido, Antonio Viñuela señaló a los periodistas que hay bastante confusión con esta medida. “En primer lugar, hay que aclarar que esta amnistía fiscal no es una medida para aflorar dinero que está debajo del colchón o en cajas de seguridad en nuestros domicilios. Se trata de una norma para que aflore el patrimonio que se encuentra fuera de España en entidades financieras y pague sus correspondientes impuestos”.

Sin embargo, dice, considera que es “una medida tibia”, según ha podido constatar y no cree que vaya a tener gran éxito. Otra de los aspectos que han mostrado interés los empresarios son las medidas tributarias preparadas por el Gobierno central, concretamente el anteproyecto de Ley de Medidas de Prevención y lucha contra el Fraude y del Gobierno de Canarias, el anteproyecto de ley de medidas administrativas y de modificación de las normas tributarias, y que tendrán como consecuencia que inspectores recorran uno a uno los establecimientos, comercios, bares, y negocios solicitando papeles.

Viñuela dijo, sobre estos inspectores, que independientemente de que generan pequeñas molestias, no suponen una preocupación para aquellos que tengan sus papeles en regla.

Sin embargo, señaló que “no le parece en principio mal la medida. Otra cosa será el talante con el que actúen estos funcionarios”.

Afán recaudatorio

Interrogado sobre si considera que con la creación de estos inspectores existe un cierto afán recaudatorio que se centra en las clases medias y bajas, señaló que no, que cada economía necesidad sus medidas.
Citó como ejemplo que para perseguir a las grandes fortunas, plantarse en la puerta de su viviendas no sirve de nada. Hay que investigar sus sociedad interpuestas, “algo que requiere el uso de muchos medios que es verdad que faltan”, terminó Viñuela.