la orotava>

La Casa Amarilla acogerá el centro de Neurociencias Wolfgang Köhler

GABRIELA GULESSERIAN | Puerto de la Cruz

No dejarlo morir. Ese es el objetivo del Centro Atlántico de Neurociencias Wolfgang Köhler, un proyecto muy vinculado a la Casa Amarilla, el que fuera el primer centro de primatología del mundo, y que llevará el nombre del psicólogo alemán que desarrolló sus investigaciones sobre el mundo de los primates en el inmueble ubicado en la zona de La Costa, en Puerto de la Cruz.

La iniciativa se enmarca dentro de Campus de Excelencia Internacional de las universidades canarias y de la actuación urbanística del Plan de Modernización y Mejora de la ciudad turística. Tras la supresión de la ayuda por parte del Gobierno central, debido a los recortes en materia de investigación, el proyecto no cuenta con financiación. Sin embargo, las instituciones implicadas, en este caso, la Universidad de La Laguna (ULL) y el Consorcio de Rehabilitación Turística de Puerto de la Cruz, se han empeñado en que siga adelante y para ello buscan recursos de otras administraciones públicas o de agentes privados.

Así lo confirmó ayer el Vicerrector de Calidad Institucional e Innovación Educativa de la Universidad de La Laguna (ULL), Hipólito Marrero, quien participó en la presentación del proyecto que tuvo lugar en el Instituto de Estudios Hispánicos del municipio y en una mesa redonda en la que se expusieron los objetivos y las propuestas para este, así como las actuaciones que se llevarán a cabo para rehabilitar el histórico inmueble y su entorno.

También lo hicieron el Vicerrector de Internacionalización de la ULL, Rodrigo Trujillo; la concejal de Cultura, Verónica Rodríguez; el gerente del Consorcio para la Rehabilitación Turística de Puerto de la Cruz; Fernando Senante y el profesor de la Facultad de Psicología de la ULL, Carlos Álvarez. La jornada incluyó la conferencia del director del Centro de Estudios Primatológicos Wolfgang Köhler, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig, Alemania, Josep Call.

El proyecto tiene dos partes; por un lado, la restauración de la Casa Amarilla, donde se levantará un espacio “interactivo y moderno” de divulgación de los descubrimientos de la psicología y la neurociencia cognitiva, ocurridos en ese mismo lugar hace 100 años. Por otro, en el solar anexo, se implantará una escuela de posgrado internacional donde los estudiantes podrán especializarse en aplicaciones y técnicas sobre la estructura y procesos cerebrales, y también servirá como atractivo de turismo científico, tal y como consta en los objetivos de la iniciativa.

La ULL ya ha empezado a dar sus primeros pasos y ha organizado para octubre un taller en técnicas de estimulación magnética transcraneal, que estará dirigido por el prestigioso investigador de la Escuela Médica de Harvard, Álvaro Pascual- Leone, y que prevé “autofinanciarse en buena parte con la matrícula”. Asimismo, sus responsables han contactado con empresas privadas con el propósito de conseguir financiación para las diferentes acciones académicas que contempla el proyecto, cuyo presupuesto supera el millón de euros.

De forma paralela, el Consorcio sigue trabajando en la ordenación urbanística de la zona con el fin de poder obtener el suelo y, al mismo tiempo, intentar mantener los derechos de los propietarios de la Casa Amarilla.

Senante no especificó el presupuesto con el que cuenta el ente supramunicipal dado que “quedan muchos elementos por concretar”, pese a que la Junta Rectora del Consorcio conocerá el viernes la partida que le corresponde a este proyecto en el marco del Plan de Modernización.

[apunte]La naturalista Jane Goodall apoya el rescate del centro

G. G. | Puerto de la Cruz
La célebre naturalista Jane Goodall estuvo hace un año visitando la Casa Amarilla y reclamó el rescate del histórico inmueble, que se encuentra en un lamentable estado de abandono pese a que cuenta con la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC). Una petición que ya había iniciado a finales de los años 90 a través de un video realizado para la asociación Wolfgang Köhler.

Tras comprobar in situ el deterioro de la vivienda, de propiedad privada, la primatóloga y Premio Príncipe de Asturias 2003 comentó que no tenía inconvenientes en “escribir de nuevo a los políticos y a quien hiciera falta” para recuperar el lugar, al que calificó como un “sitio único en el mundo”. En este sentido, dijo que sería idóneo para albergar un centro sobre la evolución animal y contar la relevancia de personalidades como Köhler.[/apunte]