deuda soberana >

La demanda de Letras del Tesoro duplica la oferta en un momento de máxima tensión

EFE | Madrid

El Tesoro Público español ha colocado hoy 2.903 millones de euros en letras a 12 y 18 meses, con un interés superior al de la última puja, pero con una demanda que ha duplicado la oferta, en un momento de máxima tensión, con los mercados pendientes de Grecia y del sector financiero español.

Las dificultades de los partidos griegos para formar Gobierno, que podrían desembocar en nuevas elecciones e incluso forzar una salida del país del euro, están elevando la prima de riesgo española, que escalaba hasta los 492 puntos básicos, con el interés del bono en el 6,34 %, una cota que no se alcanzaba desde noviembre.

Asimismo, la de hoy es la primera subasta de deuda pública española que tiene lugar después de conocerse las nuevas exigencias de provisiones que tienen que dotar las entidades financieras españolas para sanear el “ladrillo”, unos 30.000 millones de euros, pero esta vez para cubrir los préstamos aún al corriente de pago.

De los 2.903 millones colocados hoy, 2.192 millones han sido letras a doce meses, frente a unas solicitudes de 4.027 millones, y con un interés del 3,09 %, superior al 2,74 % que pagó en la última puja de esta denominación, cuando tuvo que duplicar el rendimiento.

También ocurrió lo mismo con las letras a dieciocho meses, ya que el Tesoro colocó 711,4 millones de los 2.296 millones que querían comprar los inversores, con un rendimiento del 3,40 %, muy similar al 3,20 % de la vez anterior.

Para el Ministerio de Economía, el hecho de que los 6.324 millones solicitados por los inversores hayan duplicado a los 2.904 millones adjudicados da idea “una vez más” de la alta demanda de los títulos de deuda pública españoles.

Tras esta subasta, explica Economía, el Tesoro tiene cubiertas más del 53 % de las necesidades de financiación previstas en los Presupuestos de 2012 para la deuda a medio y largo plazo (85.900 millones), por lo que puede mantener “la estrategia prudente de las últimas subastas”.

De esta forma, el coste medio de emisión de la deuda del Estado se situó a finales de abril en el 3,04 % frente al 3,90 % con que cerró 2011.

Los analistas consultados por Efe han destacado el hecho de que la demanda de estos títulos haya sido, como viene ocurriendo últimamente, muy superior a la oferta, lo que para ellos marca el éxito de la subasta más allá del rendimiento fijado.

El economista jefe de Intermoney, José Carlos Díez, ha considerado un éxito que el Tesoro logre colocar estos importes en momentos de máxima tensión como los actuales, aunque ha dejado claro que lo preocupante es lo que ocurre con el bono a diez años, cuyo rendimiento no para de subir.

“Vamos al 7 %”, dijo Díez, para quien, no obstante, España está aún “lejos de la intervención,”.

El estratega de Citi en España, José Luis Martínez Campuzano, prefirió destacar la escasa subida del interés de las letras subastadas hoy en comparación con la puja anterior, antes que la demanda, ya que en esta ocasión ha duplicado la oferta y en el mes pasado la triplicó.

Para Martínez Campuzano, lo verdaderamente inquietante es que la tensión en los mercados está dificultando la financiación al sector privado.

La prima de riesgo española no ha dejado de crecer en toda la mañana y se situaba en 492 puntos básicos poco después de las 13.00 horas, 20 puntos más que en la apertura.

Esto ocurría porque el interés del bono español a diez años subía al 6,34 %, al contrario que el alemán, que caía al 1,43 %.
La Bolsa española también mostraba su preocupación, con una caída del 2,92 %, hasta los 6.791 puntos.