comunicación >

La madre de Noemí se lleva a su hija del plató de ‘Gran Hermano 12+1′

Con el grito de "se acabó el espectáculo" la madre de Noemí entró en el plató de GH 12+1 y la sacó de allí. | TELECINCO.ES

CHANCE | Madrid

La inestabilidad de Noemí ha llevado a su madre a que perdiera los nervios. Presa de angustia y con el grito de “se acabó el espectáculo” la madre de Noemí entró en el plató de Gran Hermano 12+1 y la sacó de allí ante la incredulidad de Mercedes Milá y el resto de las concursantes ‘+1′.

Las acompañantes de los finalistas: Marta, Ari, Noemí y Pipi salieron de la casa de Guadalix y fueron trasladadas al plató para ser entrevistadas por Mercedes Milá. Lo que nadie se imaginaba es que todo se iba a complicar por la sorprendente acción de la madre de Noemí.

Básicamente la entrevista se basó en la segunda oportunidad de Noemí para enfrentarse a sus mentiras y arreglar las cosas con Alessandro, pero no hizo más que empeorarlo. Su comportamiento dentro de la casa de los finalistas comenzó a ser obsesivo y su victicismo comenzó a preocupar a los demás concursantes.

El momento de la salida de Noemí era necesario, las últimas horas en la casa de los finalistas habían sido una pesadilla para el centro de toda su obsesión: Alessandro. La concursante, que parecía tener las cosas bajo control con respecto a su posible reconciliación con su mosquetero, comenzó a comportarse de manera obsesiva y no dejaba de acosar a Alessandro.

El jueves, el plató de Gran Hermano 12+1 acogió a cuatro repescadas concursantes que expresaban su preocupación por una de ellas. Noemí había conseguido ser el centro de todas las miradas y la entrevista con Mercedes Milá básicamente se centró en su paso por la casa de los finalistas.

Lo cierto es que Noemí se equivocó de estrategia y Mercedes Milá no dudó en decírselo: “Noe, es absurdo pensar que todo lo que pasa en Gran Hermano es por ti. Creerte el centro del mundo es peligroso (…) Nadie ha hecho nada para dañarte y la que se ha acostado con Fael en Brasil has sido tú”.

En este momento, Noemí intentó defenderse, pero no le dio tiempo a hacerlo porque en ese momento su madre se levantó de la silla y entró en el plató dispuesta a llevarse a su hija de allí. “Vámonos, se ha terminado el espectáculo” dijo la madre de Noemí cogiendo a su hija por el brazo.

La concursante, incrédula por la acción de su madre, la preguntó: “¿Qué pasa?”, pero no hubo respuesta y su salida del plató fue inmediata. Entonces fue cuando comenzó realmente el debate. Mila preguntó directamente a Ari, la persona que había servido de apoyo a Noemí en su repesca.

“Yo en la casa la he visto mal y he sentido que me tenía que comportar como una amiga”, decía Ari. Pero no solo ella entró en el debate. Vero defendió que Noemí se ha merecido acabar en esa situación y Carolina apoyó la opinión de Vero diciendo que la familia de la canaria le tenía haber dicho que no volviera a entrar en la casa.

Mercedes Milá defendió su posición: “A Noe se le dio la oportunidad de salir y no quiso. Yo siento mucho que Noe se marche, pero puede que sea lo mejor, y solo queremos que esté bien”.

Quien también quiso dar su opinión fue Cristian, que por fin hizo las paces con Mercedes Milá, y pidió: “Se debería dejar esto a un lado. Pienso que hay que olvidarse de esto y centrarnos en la final porque será lo mejor para todos”.

Aún así, no se sabe cuál será el desenlace a esta situación. Se desconoce si Noemí va a volver a sentarse en el plató de Gran Hermano 12+1, mientras tanto queda lo más interesante de la recta final.

El lunes será el día de la final. Alessandro, Dani, Pepe y María se juegan el preciado maletín. Pero aquí no acaba el concurso, Gran Hermano 12+1 va a dar más de sí y los 21 concursantes podrán entrar de nuevo a la casa de Guadalix para resolver sus asuntos pendientes en la ‘re-vuelta’.

Todo está en el aire y nada está previsto que suceda en Gran Hermano, lo que sí sabemos es lo que ocurrirá el lunes: se decidirá el ganador de esta edición 12+1.