Granadilla >

La obra de Cha Joaquina dará más seguridad a los vecinos de San Isidro

Autoridades insulares y locales, en la presentación del proyecto terminado. / DA

JOSÉ L. CONDE | Granadilla

La conclusión de las obras del encauzamiento del barranco de Cha Joaquina, en Granadilla, fueron presentadas ayer por el alcalde en funciones, Esteban González, y el consejero insular de Cooperación Municipal, Vivienda y Seguridad, José Antonio Valbuena. Este proyecto, que ha supuesto una inversión de 1.334.547 euros, ha sido una demanda histórica de los vecinos de San Isidro que ahora ganarán en seguridad y en una mayor calidad de vida.

Coordinación

El consejero insular José Antonio Valbuena señaló durante el acto que se trata de un ejemplo de coordinación entre dos administraciones y que resuelve un problema histórico en el municipio. Se ha trabajado en 350 metros lineales y se ha aprovechado para realizar conexiones con la red de saneamiento.

Por su parte, Esteban González dijo que este barranco que ha separado el núcleo de San Isidro se ha convertido ahora en un lugar de encuentro y de ocio, que se complementará con un merendero situado justo enfrente de la iglesia. Destacó también que esta fase del proyecto se ha acabado en un mal momento económico por la crisis. Ahora quedará para futuras negociaciones la siguiente conexión del encauzamiento hasta la autopista del Sur.

El alcalde en funciones reconoció también que “con la conclusión de esta obra se cumple una demanda histórica de los vecinos de este núcleo poblacional” y añadió que “se complementará también con el futuro centro cívico y de multiusos que se ejecuta en la actualidad en las inmediaciones y con el merendero”.

Relevancia social

También apuntó que “aunque no son proyectos tan visibles de cara a la población, ya que el túnel en el que caben dos vehículos uno junto al otro está bajo tierra, son de gran relevancia desde el punto de vista social y económico”. Esta circunstancia de que sea subterráneo también ha permitido aprovechar el exterior para la creación de nuevos espacios públicos.

Además de González y Valbuena estuvieron presentes también los concejales de Urbanismo y Obras, Juan Rodríguez Bello y José Manuel García Mendoza, así como técnicos del Cabildo Insular y de la obra.

Se da la circunstancia de que este barranco tiene capacidad para dar salida a la máxima avenida de agua que se ha registrado en los últimos 500 años, informaron los técnicos.