tecnología >

La tecnología del 1-1-2 Canarias, en las I Jornadas de profesionales TIC de la ULL

Sala operativa del Cecoes 1-1-2. | DA


DIARIO DE AVISOS
| Santa Cruz

“La tecnología del 1-1-2 Canarias garantiza la atención de llamadas en situaciones adversas”. De esta manera Carlos Rosa, responsable de la unidad de Sistemas, Equipos y Proyectos del 1-1-2 Canarias, dependiente de la Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno de Canarias, destacó uno de los avances tecnológicos con los que cuenta el Centro Coordinador, proyecto desarrollado conjuntamente con Telefónica, pionero en España y de los pocos 1-1-2 que actualmente cuentan con este sistema, en el marco de las I Jornadas de Profesionales TIC celebradas en la Universidad de La Laguna.

El Centro Coordinador dispone de dos salas operativas, situadas en Gran Canaria y Tenerife, que funcionan simultáneamente y se respaldan una a la otra. En el caso de que una de ellas quedara fuera de funcionamiento momentáneamente por inclemencias meteorológicas o de otro tipo, la otra podría asumir la atención y gestión de las llamadas realizadas desde cualquier punto del Archipiélago sin mermar la calidad del servicio. “Una opción con la que cuentan muy pocos 1-1-2 localizados en el resto de Europa”, añadió Carlos Rosa.

En su ponencia, titulada Alta disponibilidad del servicio de atención de llamadas del CECOES 1-1-2, Carlos Rosa explicó “la singularidad y fragmentación del territorio canario, unido a los fenómenos meteorológicos o catástrofes de origen natural a las que estamos expuestos, que ha obligado al 1-1-2 Canarias a buscar la tecnología necesaria para garantizar una atención telefónica de calidad a todos los ciudadanos que demandan ayuda en situaciones de urgencia y emergencia”.

Persiguiendo ese objetivo, el Centro Coordinador canario cuenta con cuatro centrales telefónicas, situadas en zonas geográficamente diferentes, que gestionan la recepción de las llamadas. De esta manera, en el caso de que una central telefónica dejara de funcionar, por un incendio por ejemplo, las llamadas se reconducirían por otro camino y serían gestionadas por otra central. Si otra más cayera, se reconduciría a la tercera central y si esta no funcionara, a la cuarta. Esta medida de redundancia fortalece el sistema de recepción de llamadas y se adelanta a los percances que puedan sufrir las centrales telefónicas.

Para finalizar, el responsable de la unidad de Equipos, Sistemas y Proyectos del 1-1-2 Canarias añadió “de cara al futuro seguimos trabajando en la evolución de la línea telefónica de alta disponibilidad de este servicio esencial. El concepto en el que se trabaja está relacionado con la deslocalización física del Centro Coordinador en la recepción de llamadas en situaciones adversas, utilizando para ello las posibilidades tecnológicas que ofrece la nube”.