transporte >

La unificación de convenios en Titsa respeta el sueldo del sector urbano

J. M. | Santa Cruz de Tenerife

Uno de los asuntos que han provocado la dilatación en las negociaciones entre Titsa y sus representantes sindicales ha sido la unificación de los convenios urbano e interurbano. De hecho, en la tarde de ayer continuaron el debate para la elaboración del nuevo documento. Aun así, pese al texto único, los representantes de los empleados de la empresa insistieron en que el aspecto económico (que en estos momentos beneficia a la plantilla del sector urbano de la capital tinerfeña) se mantendrá igual.

El presidente del comité de empresa del servicio interurbano, Virgilio Gómez, insistió en que los dos documentos no son tan diferentes, “ya que el 90% de las cuestiones son similares”. Además, precisó en que los aspectos que cambian son, entre otros, “las jornadas, la funcionalidad o el descanso”.

Desde que, el pasado 10 de abril, la compañía de transportes presentase el ERE extintivo, que hubiera supuesto el despido de 117 trabajadores, representantes sindicales y de la compañía se han reunido en diferentes ocasiones con el fin de intentar llegar a una alternativa que evite esta medida. Después de que los sindicatos elaborasen sus propuestas, finalmente la empresa se decantó por la de Intersindical Canaria, que, entre otras acciones, prevé el ERE suspensivo para el personal de movimiento (conductores y jefes de servicio), lo que afectaría a unas 1.200 personas de las 1.600 que conforman la plantilla. Esto supondría que este conjunto de trabajadores irían al paro durante unos 22 días al año. A ello se unirían el incremento de jornada y la reorganización de los horarios en talleres, al igual que la suspensión de contrato en el 10% de la jornada en los miembros del área de administración.

El ERE

La empresa del Cabildo presentó el ERE con la propuesta de suprimir 117 empleos, entre otras acciones, con el fin de reducir al año en torno a 4,8 millones de euros. A ello se sumaría la reordenación de líneas y de tarifas y bonificaciones que se prevé se lleve a cabo en los próximos meses, para lograr el objetivo de Titsa de ahorrar 7,5 millones de euros cada año.