turismo >

Los sindicatos de la hostelería exigen a Rivero compromiso con el empleo

M. F. | Santa Cruz de Tenerife

Los sindicatos del sector de la hostelería acudirán a la reunión del 21 de mayo con el presidente del Gobierno, Paulino Rivero, con la idea de exigir un “compromiso” por el empleo.

Las centrales sindicales y los empresarios turísticos solicitaron un encuentro con el jefe del Ejecutivo autonómico después de que se anunciase la subida del Impuesto General Indirecto (IGIC) del 5% al 7%, y al objeto de analizar la incidencia de esta medida en el sector.

La mesa negociadora del convenio colectivo del sector de la hostelería para la provincia de Santa Cruz de Tenerife volvió a reunirse este lunes, precisamente, para preparar este encuentro con el presidente del Gobierno. Aunque, en un principio, los sindicatos pensaban no acudir a la cita con Rivero, finalmente aceptaron pero con dos condiciones.

En primer lugar, la representación sindical condicionará su apoyo a la solicitud empresarial de aplazar el IGIC a enero de 2013, a que la patronal reconozca el preacuerdo del convenio, alcanzado en la comisión paritaria, y a un compromiso “firme” por el empleo.

Los datos del Instituto Nacional de Empleo (INE) correspondientes al pasado mes de marzo apuntaron un incremento de ingresos del 6,2% y una pérdida del empleo del 2% en Canarias, con lo cual parece “más que razonable” la petición por mantener el empleo, explicó el secretario de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de Comisiones Obreras (CC.OO.), Manuel Fitas.

Los empresarios reconocen la existencia de este preacuerdo pero, al tratarse de un pacto verbal, se niegan ahora a aceptarlo.

En segundo lugar, los sindicatos solicitaron la prórroga del vigente convenio hasta el próximo 31 de diciembre, tanto en sus cláusulas normativas como en las obligaciones, lo que facilitará alcanzar un acuerdo sin las prisas de tener tener un convenio sin vigencia en junio, fecha en la que caduca.

Tras la reunión, la patronal negó que exista un bloqueo del convenio, que ya que estaba prácticamente cerrado, sino que se trata de un nuevo panorama económico que hay que analizar “con detenimiento”.