guinea ecuatorial >

Mansogo, responsable de Derechos Humanos opositor a Obiang, condenado a tres años de cárcel


EUROPA PRESS
| Bata

El tribunal de Bata, capital económica de Guinea Ecuatorial (región continental), ha condenado a tres años de “prisión menor en grado medio” y a cinco años de suspensión profesional al responsable de Derechos Humanos de la formación opositora legal ecuatoguineana Convergencia para la Democracia Social (CPDS), Wenceslao Mansogo, en relación con la muerte de una paciente en su clínica privada. Según CPDS, se trata “de un caso típico de persecución política”.

La sentencia, anunciada ayer lunes por la tarde, condena también a seis meses de prisión menor, a tres meses de suspensión y a una multa de medio millón de francos CFA (más de 750 euros) a la anestesista Asunción Asumu, según informó la Asociación para la Solidaridad Democrática con Guinea Ecuatorial (ASODEGUE).

Aparte, la clínica ‘L’Espoir Litoral’, propiedad de Mansogo, permanecerá cerrada durante los tres años que dure la estancia del doctor Mansogo en prisión. Asimismo, el condenado deberá “indemnizar” a la familia de la paciente fallecida con cinco millones de francos CFA (7.500 euros) y pagar una multa de millón y medio de francos CFA (casi 2.300 euros) que deberá ingresar en el Tesoro Público.

Según ASODEGUE, con sede en Madrid, el canciller de la Embajada de España, Francisco Garneca, estuvo presente durante la lectura de la sentencia.


“Persecución política”

La semana pasada, la propia CPDS denunció que el juicio celebrado a principios de abril contra Wenceslao Mansogo había puesto en evidencia que las acusaciones contra éste fueron una “trama política” y advirtió de que la tardanza en casi un mes de la publicación de la sentencia revelaba que se trataba “de un caso típico de persecución política”.

Mansogo se encuentra encarcelado en Bata desde el pasado 9 de febrero por los cargos de “profanación del cadáver” y de “imprudencia punible” en relación con la muerte de una paciente en su hospital privado, a pesar de que tanto la autopsia efectuada en el Hospital de Bata como un informe posterior del Ministerio de Sanidad invalidaban las posibles pruebas en su contra.

Según CPDS, “como dicha acusación de mutilación de órganos ya se vio insostenible desde el mismo día de la detención del doctor, se inventaron otra acusación de impericia y negligencia profesionales, que durante la vista tampoco pudo sostenerse sobre ninguna prueba”. “También quedó en evidencia que el denunciante real no era el marido de la finada, Julián Yekue, como se pretendía oficialmente, sino el padre de la misma, Gil Engó, respaldado por miembros del Gobierno”, denunció la formación del diputado y excandidato presidencial Plácido Micó.

El Gobierno de Guinea Ecuatorial aseguró a mediados de marzo que el encarcelamiento de Wenceslao Mansogo era un asunto “completamente ajeno” al Ejecutivo y al presidente Teodoro Obiang Nguema y se trataba de un caso de “negligencia médica” similar a los que “suceden en todos los países del mundo”.