sin excusas >

Marcos Guimerá Peraza > Raquel Lucía Pérez Brito

Este lunes nos ha dejado el ilustre abogado, notario, escritor e historiador don Marcos Guimerá Peraza a sus 93 años. Don Marcos se ha ido de esta vida dejando un legado de valor incalculable a nuestra sociedad.

Galardonado con la Cruz de Honor de San Raimundo de Peñafort, que concede el Ministerio de Justicia; nombrado Gánigo de honor del Hogar Canario de Madrid; Medalla de Oro de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife; Premio Teide de Oro; Hijo Predilecto de Santa Cruz de Tenerife; Hijo Adoptivo de Gran Canaria, y Medalla de Oro de Tenerife.

Se centró en analizar las figuras políticas más importantes del siglo XIX en las Islas Canarias y en cómo sus acciones influyeron en la historia de nuestra tierra. Entre otros, escribió sobre José Murphy, político tinerfeño que en 1821 consiguió la capitalidad única de Canarias, origen del llamado pleito insular entre Tenerife y Gran Canaria.

Además, don Marcos Guimerá destacó por ser un buen “padre de familia”. Se convirtió en el lazo de unión de sus 13 hijos, con sus respectivos yernos y nueras, siendo admirado y respetado por todos. Su amor por su familia es solo comparable a su amor por Tenerife. No dejó indiferente a nadie de los que tuvimos la suerte de conocerlo.

Hace ya más de 16 años, en su casa de El Sauzal, me recibió en su refugio personal, su biblioteca. Mantuvimos una tertulia de lo más interesante. Yo me iniciaba en la política y aún era muy joven e impulsiva. Me transmitió que un buen político tenía que conocer el origen de sus raíces personales y de su pueblo. Aconsejándome que estudiara a mis antepasados, lo hice aprovechando el breve tiempo que estuve en el Congreso de los Diputados, durante el cual, entre otras cosas, leí las intervenciones que nuestros dirigentes hicieron durante la Segunda República.

Cuando nos despedimos me regaló su libro: Los puertos francos en el siglo XIX. Tras su lectura y después de varios años de trabajo sobre esta cuestión, la Autoridad Portuaria y Sofitesa consiguieron que el Ministerio de Economía y Hacienda aprobara en Tenerife la primera zona franca abierta de España.

Gracias a sus libros entendí que la actividad política era no solo necesaria, sino la mejor oportunidad que se le puede brindar a un ser humano para poder mejorar la calidad de vida de todos, y cómo el uso de la palabra adecuada puede convencer a tus adversarios políticos desde la concordia y el respeto mutuo, para poder llegar a acuerdos en beneficio de todos. Se puede decir que don Marcos Guimerá ha enriquecido nuestro acervo cultural e histórico, pero también las relaciones humanas de los que le rodeaban. Por ello, me siento personalmente agradecida y estoy segura de que la inmensa mayoría de los canarios que lo conocieron también lo están. DEP.

*Economía, abogada y licenciada en Ciencias Políticas | @errelu