Puerto de la Cruz >

Mueca se reencontró con su público cómplice

Imágenes del espectáculo del dúo de clowns chileno Murmuyo y Metrayeta. / DA


DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

La undécima edición de Mueca cerró este domingo en Puerto de la Cruz con la promesa de regresar el próximo año, tras comprobar la eficacia del nuevo modelo de gestión y palpar el agradecimiento del público y la satisfacción de todos los sectores sociales de este municipio del norte de Tenerife.

El Festival Internacional de Arte en la Calle se recuperó tras dos años de suspensión debida a las circunstancias económicas actuales. La movilización de las instituciones públicas y de la ciudadanía y del sector empresarial, organizadas en la Plataforma ciudadana Cómplice Puerto de la Cruz ha hecho posible el regreso del Festival y el hallazgo de un nuevo modelo de gestión que ya ha establecido un camino a seguir para mantener las ediciones futuras.

La recuperación del festival y la gestión, sin embargo, no tapan la principal seña de identidad de Mueca: la altísima calidad de los espectáculos participantes y la ejecución impecable de una agenda tan compleja de trabajo como la que supone la puesta en marcha de una programación intensa de actividad artística en la calle.

La movilización generada en los últimos meses para recuperar el Festival supuso, también, una renovación de su formato, que ganó nuevos espacios escénicos y amplió las zonas de actuación al contar con la incorporación de la red de locales nocturnos a la agenda de actividades paralelas.

El público, otra de las señas de identidad de Mueca, ha sido la otra gran noticia. Tras dos años de suspensión, el entusiasmo no se mantuvo intacto, sino que, al se multiplicó, ampliando especialmente la presencia y la implicación de la población del municipio turístico del norte de Tenerife.

La programación incluyó la participación de 25 agrupaciones, entre compañías profesionales y colectivos de ciudadanos, como el coro juvenil David Goldsmith, de Puerto de la Cruz, y la Escuela Municipal de Música, que sorprendió al público con el flashmobe Operando, en el Espacio Nicko, con una emocionante interpretación de un coro de la ópera de Verdi La Traviata.

Las intervenciones de carácter internacional incluyeron espectáculos procedentes de Canadá, Chile, Cuba, Argentina, Bélgica, Italia y Francia, además de otras 19 españolas, de las que 16 fueron compañías y agrupaciones musicales procedentes de Canarias. A esta intensa actividad se añadieron actuaciones musicales, de artes plásticas y gastronómicas.

En los momentos en que aún se recogen los restos de las últimas actuaciones, los organizadores y productores del Festival piensan ya en los retos de la próxima edición: profundizar el grado de organización del modelo de gestión, incorporar nuevos “cómplices” y dimensionar el festival a las nuevas circunstancias y tras valorar el alcance de esta edición.

La de 2012 ha sido una experiencia compleja: el impulso de todos los sectores implicados recuperó un programa cultural anhelado por el público de toda la isla. Se ha conseguido, además, que todo el municipio haya hecho suyo el proyecto y se ha hecho posible continuar con la cultura en momentos en los que los recursos no circulan con facilidad. Puerto de la Cruz se ha revitalizado y se ha sentido una gran movilización de la ciudadanía.

El Festival da paso este miércoles al primer Foro Transoceánico de Festivales y Trabajo Artístico de Calle, un espacio de reflexión sobre su trabajo y cómo estrechar vínculos más allá del Atlántico. El encuentro está organizado por el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz y CLAP, Red Oceánica de Festivales y Trabajo Artístico de Calle, con la colaboración del propio Mueca y de IberEscena.