¿QUÉ FUE DE... PIER LUIGI CHERUBINO?

Portero improvisado en Auxerre

PIER-LUIGI-CHERUBINO
Su imagen más mítica fue en Auxerre, cuando Agustín, portero titular, cayó lesionado y él tuvo que ejercer de guardameta. / DA

SUSANA NASSER | Santa Cruz de Tenerife

Todos recuerdan a Pier como el futbolista que, disputando la Copa de la UEFA del curso 93/94 en Francia con el CD Tenerife ante el Auxerre, ocupó la portería cuando Agustín se lesionó de gravedad durante el encuentro. Los cambios estaban hechos y a Pier no le tembló el pulso. “Me dio la locura de ponerme como portero; al final ganamos el partido y terminamos celebrándolo en el jacuzzi, donde metimos al cuarto árbitro”, explica.

Pier Luigi Cherubino creció en Puerto de la Cruz, donde comenzó su andadura en el fútbol a los 13 años. “Me gustaba desde pequeño, siempre iba a los partidos; es algo que te va enganchando”, cuenta, aunque antes se había adentrado de la mano de su padre, junto a sus dos hermanos en el mundo de la esgrima, deporte de combate que siguen practicando en la actualidad.

El que fuera uno de los mayores iconos para la afición blanquiazul conserva entre sus mejores recuerdos de su etapa futbolística su debut con el equipo chicharrero junto a Quique Medina y Felipe Miñambres, entre otros. “Corría la temporada 90/91. Subimos a Primera y además le quitamos las dos Ligas al Real Madrid”, comenta. “Sucedió hace más de 20 años y se sigue recordando. Además, yo en aquel entonces era del FC Barcelona, con lo que fue aún mejor”, continúa. La etapa del ascenso de la era Benítez también pertenece a uno de sus recuerdos favoritos.

Por otra parte, el futbolista fue aclamado tanto por la afición sportinguista como por la bética en su estancia en ambos conjuntos. “Con el Sporting de Gijón fue mi primera salida, fui máximo goleador del equipo y debuté con la selección española”, señala Pier, que protagonizó una fase mítica en el equipo rojiblanco en 1994, al ganar la promoción que mantuvo al Sporting en Primera en la que marcó dos goles contra la Unió Esportiva Lleida y tres en la Copa del Rey.

Con el Betis, por el que fichó la temporada siguiente, “también llegué a la selección y llegamos a la final de la Copa”, apunta. Formó pareja atacante con Alfonso Pérez, que sería jugador del Real Madrid. Durante su estancia en el Betis llegó a jugar 75 partidos y a anotar un total de 23 goles convirtiéndose en un ídolo para su afición.

Su peor momento pasó por el descenso del Tenerife en la temporada 98/99. “Fue el año en el que regresé al club. Lo intentamos todo por salvarnos, pero no pudo ser. Fue triste”, señala.

Tras salir de Heliópolis militaría en el Real Zaragoza, Extremadura, Terrasa FC, AD Laguna, UD Esperanza y la RSD Alcalá, equipo por el que fichó en 2006 y que es el último de su carrera.

Actualmente Pier Luigi Cherubino continúa vinculado al fútbol, una profesión que “a veces se echa de menos”. Es el director deportivo del conjunto sureño Atlético Chenet Adidas, y comentarista de la Televisión Canaria en la Champions, así como del programa Todo Goles.

En las últimas elecciones autonómicas, aspiró a entrar en el Ayuntamiento de Santa Cruz en las filas de Coalición Canaria, aunque no lo logró.

Ahora aspira a “construir en un futuro a un Tenerife con jugadores canarios”.