eurozona >

Schulz pone a Monti como ejemplo de buena comunicación en Europa ante la crisis

EUROPA PRESS | Barcelona

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, ha ensalzado al primer ministro italiano, Mario Monti, como ejemplo del líder político que sabe comunicar ante toda Europa sus medidas anticrisis.

Lo ha dicho en un encuentro con periodistas este miércoles en Barcelona, al preguntársele cómo el Gobierno español puede mejorar su credibilidad en la UE para recuperar la confianza.

Sin citar al presidente Mariano Rajoy, ha dicho que Monti –excomisario europeo– ha sabido explicar mucho sus medidas en Italia, también ante la Eurocámara, y ha constatado que eso es por sí mismo una “ventaja”.

Schulz admite que los países del sur están sufriendo especialmente la crisis, pero ha destacado que Italia remonta precisamente gracias a Monti.

Además, ha pedido que la crisis no acabe dividendo políticamente al continente entre el sur y el norte, y ha citado el caso de Irlanda para constatar que la crisis no es sólo un problema de los Estados meridionales.

En cuanto al protagonismo de Alemania en las medidas anticrisis, el socialdemócrata alemán ha reconocido que el Gobierno de la democristiana Angela Merkel está haciendo mucho por la UE y asumiendo muchos riesgos por ella, pero no ha sabido comunicarlo, de manera que el continente lo percibe como “limosnas” de un país rico.

Aun así, afirma que Alemania debe asumir tantos riesgos para estabilizar la UE, pero sin que se interprete como limosna.

Ha recordado un discurso del excanciller Helmut Schmidt para avisar de que Alemania debe ayudar a los demás países a remontar: que el centro de Europa ayude a la periferia en vez de optar por el egoísmo, ha dicho, y da por hecho que no habrá ruptura Alemania-Europa porque los partidos germánicos lo rechazarían.

Para él, la UE es la única respuesta a los retos del siglo XXI, pero ha pedido unidad, y ha criticado que los líderes europeos –como Merkel, Rajoy y Nicolas Sarkozy– se jacten de ser responsables de los logros de Europa cuando las cosas “salen bien”.

“Amor a sexta vista”

Ha desmitificado la entente entre Merkel y Sarkozy ante la crisis, afirmando que es “un amor a sexta o séptima vista”, porque no hay tantas coincidencias como parece, para lo cual ha contrastado sus posturas sobre transacciones financieras, energía atómica y la relación con Libia.

Sin embargo, reconoce que el eje franco-alemán es vital, hasta el punto de que la canciller debe colaborar con François Hollande si gana las elecciones francesas: augura que ella sabrá entenderse con él porque es una mujer flexible.

Energías renovables

Además del empuje franco-alemán, el presidente de la Eurocámara ha afirmado que a Europa le falta visión de futuro, “valor y fantasía” ante la crisis.

Como ejemplo, ha llamado a ser valientes apostando decisivamente por las energías renovables, de la misma manera que Rusia se ha enriquecido exportando su gas.

“¿Por qué no hacemos lo mismo con las renovables”, se ha preguntado, y ha dicho que para defenderlo no hace falta militar en un partido verde, sino tener valor: ha subrayado que lo pueden aprovechar especialmente España, Italia y Grecia, países del sur ricos en sol.