huelga general 29M >

Sindicatos cataluña acusan a gobiernos de represión y piden liberar detenidos de la huelga general del 29M

EFE | Barcelona

Los sindicatos catalanes han acusado hoy a los gobiernos español y catalán de mantener una actuación “represiva” hacia el movimiento sindical y de los derechos y libertades de la ciudadanía y han reclamado la puesta en libertad de los detenidos durante la huelga general del 29M.

CCOO, UGT, USOC, CGT, IAC y la Intersindical-CSC han dado a conocer hoy un comunicado conjunto en el que denuncian que, con la excusa de “neutralizar a los violentos”, ambos ejecutivos “pretenden vincular la respuesta sindical y ciudadana a las políticas de recortes sociales y laborales a los desórdenes y la violencia urbana”.

Estas organizaciones sindicales, que piden que cese la represión, consideran que ambos gobiernos ignoran el carácter pacífico de estas protestas y que mientras el Gobierno del PP ha adoptado un “giro autoritario”, con anuncios de modificación del Código Penal, la Generalitat ha llevado a cabo “acciones absolutamente desproporcionadas”.

En concreto, los sindicatos censuran la detención de tres jóvenes y de una sindicalista de la CGT, todos ellos aún en prisión, y de otros dos representantes sindicales -uno de CCOO y otro de UGT- a las puertas de la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona).

Además de reclamar la excarcelación de las primeras personas, que como el resto fueron detenidas acusadas de incidentes durante el día de la huelga general, los sindicatos mencionados critican la web “de dudosa constitucionalidad” creada por los Mossos d’Esquadra para delatar a personas “supuestamente violentas”.

Los sindicatos mencionados denuncian el “creciente y preocupante protagonismo” que están adquiriendo “las políticas de represión e intimidación de los poderes públicos” para limitar las libertades y negar los derechos de la ciudadanía.

Por eso hacen un llamamiento a las “autoridades políticas” a que pongan fin a esa “actuación represiva” contra el movimiento sindical y “asuman las consecuencias de una huelga general que tuvo un seguimiento masivo”, insisten.

Respecto a las personas detenidas o encarceladas por incidentes durante la huelga general, subrayan que no se puede abusar de la prisión preventiva y que resulta “inaceptable” que se trate como “delincuentes” a quienes ejercen su derecho a reivindicar cambios sociales y económicos.

Los sindicatos concluyen asimismo que no permitirán que “el conflicto social abierto por las injustas e ineficaces políticas de ajuste y eliminación de derechos derive en un conflicto de orden público”.