tribunales > agresión sangrienta en las fiestas laguneras de 2010

Supuesto asesino en el Cristo

Imagen captada en el lugar de los hechos, en plena plaza del Cristo, a la mañana siguiente del suceso. / J. M.

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Acusado de asesinato en grado de tentativa a sus 17 años de vida. Era la edad que tenía en septiembre de 2010 el supuesto agresor de un joven al que le cortó la yugular con un casco de botella roto en plenas Fiestas del Cristo lagunero en medio de lo que la Fiscalía describe como una brutal agresión por parte de un grupo de jóvenes a otra en la madrugada del sábado 18 al domingo 19 en la plaza de mismo nombre. A consecuencia de aquellos hechos, tres chicos resultaron heridos, aunque la peor parte se la llevó el del tajo en el cuello, que salvó la vida gracias a la pericia de los cirujanos del Hospital Universitario de Canarias que lo operaron de urgencia horas después.

Tras el espectáculo

El suceso acaeció tras concluir la segunda edición del Dj Aguere, una novedad reciente en los populares festejos laguneros que congregó a miles de muchachos en la plaza.

Según detallan tanto el escrito de conclusiones provisional del Ministerio Público como el de la acusación particular -a los que ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS-, fue durante el concierto cuando el ahora acusado “tuvo un pequeño incidente tanto verbal como físico con otros chicos que hasta entonces no conocía y que, como él, habían acudido a la fiesta sin que conste acreditado que nadie, durante la revuelta, sufriera lesión alguna”.

Molesto por lo ocurrido, el ahora acusado -que fue detenido por el Cuerpo Nacional de Policía horas después de lo acaecido junto a otros dos muchachos-, buscó el respaldo de sus amigos y “armados con cuchillos y navajas y botellas de cristal rotas”, agredieron a los primeros, en hechos que tuvieron lugar junto a una churrería cuando ya se había terminado el concierto.

A resultas del violento ataque, tres jóvenes acabaron lastimados, siendo el peor parado un muchacho de apenas 14 años de edad al que agredieron a traición, causándole “una herida latero-cervical izquierda y otra superficial en región mandibular izquierda que necesitaron de intervención quirúrgica de urgencia y de carácter vital”.

Otros afectados

En cuanto a los otros dos chicos, uno de ellos era también menor de edad, concretamente de 16 años. A este le propinaron (siempre según las acusaciones) varias patadas hasta que lo tiraron al suelo, donde entre tres le provocaron lesiones tales como “herida en región parietal derecha [con otro caso de botella roto] o hiposfagma [hemorragia subconjuntival] externa del ojo izquierdo”, entre otras.

En cuanto al tercer afectado, le causaron hasta cuatro heridas con una botella en hombro, cuello, mandíbula y rostro.

Como al acusado le faltaban 17 días para cumplir los 18 años, se solicita para él tres años de internamiento en régimen cerrado y otros tres de libertad vigilada con asistencia educativa.