siete metros >

Todo puede cambiar, por Javier Rodríguez

La próxima temporada no está nada clara para la máxima competición regional en Canarias, la Primera Territorial, tanto masculina como femenina. El tema de las subvenciones, tanto en estamentos como en clubes (los desplazamientos son muy costosos), ha creado una incógnita que solo con el paso del tiempo se desvelará. Hasta el momento había dos grupos en cada una de las categorías, pero para el próximo ejercicio los rumores apuntan a que Tenerife tendrá su grupo propio, al igual que Gran Canaria, así como Lanzarote y Fuerteventura pueden estar incluidos en el mismo (doce conjuntos es lo ideal). La Federación Canaria, de la mano de Blas Parrilla Cabrera, su presidente, ya se ha puesto a trabajar para programar las competiciones, aunque con escaso margen de maniobrabilidad dada la situación económica actual. Cuando menos equipos hay para competir, aunque falta por cubrir la plaza del Universidad de La Laguna, nuevo en Primera masculina, y el Tahiche, recién ascendido a la División de Honor Plata femenina tras superar al Oberena. Lo que sí está claro es que las cosas pueden cambiar en el sistema competitivo, tanto para bien como para mal, de una disciplina que sigue muy viva.