santa cruz >

Un verano movidito sin salir de la capital

Imagen de uno de los campamentos urbanos organizados por Atlantis Tenerife en la capital. / DA

ÁNGELES RIOBO | Santa Cruz de Tenerife

Un lugar donde los pequeños de la casa pueden aprender y, sobre todo, divertirse con total seguridad durante los meses de verano, en el centro de Santa Cruz y a un precio más que asequible para los padres. Esto es lo que ofrecen los campamentos y talleres urbanos organizados por Atlantis Tenerife, una empresa dirigida por dos jóvenes tinerfeños -Carlos Avellaneda y Alberto Déniz-, especializada en la gestión y organización y desarrollo de actividades para niños.

El Centro de Enseñanza Infantil y Primaria (CEIP) San Fernando y el CEIP Tomé Cano son los dos centros escolares que, desde el próximo 25 de junio, se convertirán en estupendos campings de ciudad, durante un período de cinco semanas. En ellos, los niños con edades comprendidas entre los tres y los 12 años podrán participar de lunes a viernes y desde las 7.30 horas hasta las tres y media de la tarde, de un amplio abanico de actividades culturales, deportivas y lúdicas, de la mano de un grupo de monitores titulados.

En el primero de los centros se celebra la séptima edición del taller de verano, mientras que en el CEIP Tomé Cano, la empresa organizará la tercera edición de su campamento bilingüe, inglés español, donde los niños disfrutarán de un mínimo de dos clases en inglés de una forma amena, lúdica y acorde a su edad. El director de Atlantis Tenerife, Carlos Avellaneda, destaca que “se trata de una muy buena opción para que los niños, cuyos padres trabajan en el período estival, puedan pasar un verano ameno, divertido, económico y con todas las garantías de seguridad”. En este sentido, Avellaneda apunta la “estupenda” relación calidad-precio. “Nuestros precios son muy asequibles, máxime teniendo en cuenta que no recibimos ningún tipo de ayuda ni subvención externa”, añade el director.

Y es que para un niño que no sea alumno de ninguno de los dos centros educativos en los que se desarrollan los campamentos, las cinco semanas de aprendizaje ocio y diversión solo le costará 200 euros. Por su parte, los alumnos de los colegios en cuestión y los hermanos pueden acogerse a interesantes descuentos, que llegan hasta los 162 euros por las cinco semanas.

Flexibilidad

La oferta en ambos campamentos es totalmente flexible. La actividad, propiamente dicha, comienza a las nueve de la mañana, pero desde las 7.30 hasta esa hora, se establece un período de acogida matinal totalmente gratuita, “con el fin de que los padres vayan dejando a sus hijos en el campamento en función de su horario laboral o de sus necesidades”. El horario de salida es igualmente flexible. Los niños que no utilicen el servicio de comedor pueden abandonar las instalaciones desde las 14.00 horas en adelante, mientras que los niños que coman en las instalaciones podrán salir a las tres de la tarde.

Otra de las particularidades es que los padres podrán inscribir a sus hijos cuantas semanas consideren necesarias, con la ventaja de que el precio máximo por semana es de 45 euros.

Oferta diversificada

En los campamentos los niños están organizados por grupos de edad. En el III Campamento Urbano Bilingüe de Tomé Cano podrán mejorar sus habilidades lingüísticas a través de clases amenas de gramática, vocabulario, listening, reading, etc… y disfrutarán de un sinfín de actividades recreativas y culturales impartidas en inglés. En ambas instalaciones los inscritos realizarán diferentes juegos y deportes, bailes y karaoke, y recibirán charlas educativas de la Policía Local o de Protección Civil.