Venezuela despliega 3.000 militares y detiene a 10 personas en la frontera con Colombia

EUROPA PRESS | Caracas

El ministro de Defensa de Venezuela, Henry Rangel Silva, ha informado este jueves de que el Gobierno de Hugo Chávez ha desplegado 3.000 militares y ha detenido a diez personas en la frontera, tras el ataque perpetrado el pasado lunes por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en la línea limítrofe.

Desde la base militar de El Indio, ubicada en el estado de Zulia (noroeste), Rangel Silva ha revelado que tras el ataque de la guerrilla el Gobierno de Venezuela puso en marcha la Operación Centinela para garantizar la seguridad en la frontera con Colombia.

En el operativo participan dos brigadas de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), así como efectivos de otros cuerpos de seguridad. “En total son unos 3.000, más de los que están en la frontera de forma permanente”, ha dicho en declaraciones a la cadena TeleSur.

“Estamos realizando labores muy específicas con operaciones de escudriñamiento por muchos sectores, en busca de posibles elementos armados que hayan entrado en territorio venezolano. La defensa de nuestro territorio está bien engranada”, ha indicado Rangel Silva.

Además, ha señalado que desde el ataque de las FARC, la FANB “está desplegada en todo el territorio venezolano permanentemente”, lo que evidencia “una alta motivación y una plena disposición al ejercicio de la profesión militar en defensa de la soberanía de la nación”.

El ministro también ha dado a conocer la detención de diez ciudadanos colombianos, subrayando que su vinculación a grupos guerrilleros o paramilitares todavía “está por determinar”, según informa la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

De forma paralela, los ministros de Exteriores de Venezuela y Colombia, Nicolás Maduro y María Ángela Holguín, respectivamente, se han reunido este jueves en Caracas para analizar la situación de seguridad en la frontera común tras el ataque de las FARC.

A través de un comunicado conjunto, los cancilleres han reiterado “su compromiso de seguir trabajando coordinadamente en la lucha contra las amenazas comunes en la frontera y de intensificar la coordinación de las operaciones contra las actividades de los grupos al margen de la ley”.

En concreto, han decidido “intensificar la comunicación, aumentando el intercambio de información entre los organismos de seguridad, así como desarrollar nuevos mecanismos de trabajo que permitan mejorar la cooperación en temas de seguridad en las zonas fronterizas, que se implementarán de forma inmediata”.

Maduro y Holguín han coincidido en la necesidad de no permitir que determinados factores entorpezcan las excelentes relaciones entre los dos países”. Con este objetivo han decidido “mantener la actual consulta permanente en el plano político e incrementar la capacidad de respuesta activa para la seguridad de la frontera”.

Asimismo, los ministros han condenado el ataque perpetrado el pasado lunes por las FARC en un puesto del Ejército de Colombia ubicado en el corregimiento de La Majayura, en el departamento de Guajira, y han lamentado la muerte de doce militares.