TRANSPORTE AÉREO >

AENA admite que estudia bonificaciones por las tasas

EP | Madrid

El presidente de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), José Manuel Vargas, reconoció ayer que están estudiando algún tipo de bonificación para las Islas, para paliar el efecto de la subida de las tasas aeroportuarias y fomentar así la actividad turística.

En cuanto a la “quinta libertad” para Canarias, y el hecho de declarar ciertas rutas como obligaciones de servicio público, el presidente de AENA recordó que esas pautas no se encuentran dentro de sus competencias.

Vargas admitió que la subida media de las tasas aeroportuarias en un 10,2%, prevista para 2012, es “inoportuna” en la actual situación económica y ante los problemas que atraviesan la mayoría de las aerolíneas. Aún así, apuntó que resulta “imprescindible” para que el operador público prospere.

Durante su comparecencia en la comisión de Presupuestos del Senado, el directivo del ente público insistió en que AENA no recibe aportaciones de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Destacó que, en la actualidad, las tarifas aeroportuarias españolas son un 43,5% más baratas que las de otros países europeos.

Sentar las bases de un modelo de negocio sostenible y competir no es posible con las actuales tarifas. Esta subida es un objetivo “ineludible”, puntualizó. Vargas remarcó que el impacto de este incremento en el sector turístico será de 2,10 euros por asiento. Aseguró que esta medida reducirá la deuda de la compañía en 414 millones de euros.


Subida injustificada

Ante estos argumentos, el senador socialista gomero, Gregorio Medina, calificó de “excesiva” e “injustificada la subida, a la vez que recordó a Vargas que España no solo compite con la Unión Europea, y que países rivales podrían subvencionar sus tasas, e incluso eliminarlas, restando así turismo al territorio nacional.

El incremento de las tasas aprobado para 2012 es del 18,9%, pero se compensa con el descenso del 7,5% en las tasas de navegación aérea, por lo que la subida media alcanza el 10,2%, aunque supondrá aumentos del 50% en los recintos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat.