TENERIFE >

AENA investiga a tres controladores por no subir a pie hasta la torre

RAQUEL ÁLVAREZ | Santa Cruz de Tenerife

La empresa Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) ha abierto una investigación interna para saber si se pueden tomar las medidas disciplinarias oportunas contra tres controladores del aeropuerto Tenerife Norte, por, supuestamente, negarse subir a pie los siete pisos hasta la torre de operaciones, cuando el ascensor estaba averiado y sin que conste ningún impedimento físico que les impidiera hacerlo.

La negativa de esos tres trabajadores repercutió en las operaciones programadas para la primera franja horaria de la tarde y obligó a la medida extrema de cerrar el aeropuerto durante unos ocho minutos.

Además, en un primer momento hubo que ordenar el desvío del vuelo de la compañía Air Europa, procedente de Madrid, al aeropuerto de Tenerife Sur Reina Sofía.

Los hechos ocurrieron en el cambio de turno de las 14.30 horas de ayer, cuando estaba programado el relevo de cuatro trabajadores.

Los compañeros de refresco se presentaron a su hora a pie de torre, pero se encontraron con el ascensor averiado. Uno de ellos sí subió por la escalera los siete pisos hasta la sala de operaciones, pero otros tres no.

Esta actitud obligó a prolongar dos horas más el turno de trabajo de los compañeros de la mañana, hasta el límite legal.

Llegadas las 16.30 horas y ante la ausencia de tres de los cuatro controladores del turno de tarde, la torre tuvo que comunicar el cierre del aeropuerto Tenerife Norte a todos los aviones que tenían previsto el aterrizaje para esas horas. El primer afectado fue el vuelo de Air Europa, que recibió instrucciones para desviarse al Sur. A los pocos minutos, cuando el aparato ya había variado sus coordenadas, recibió una contraorden para dar media vuelta y aterrizar en Tenerife Norte Los Rodeos, como inicialmente estaba previsto.

Con efecto en vuelos

En esos ocho minutos, el operario que llevaba todo el día arreglando el ascensor pudo activarlo y comprobar que funcionaba de nuevo perfectamente. En ese momento, los tres controladores, que esperaron en la planta baja durante ese tiempo, sí accedieron a él y subieron hasta la sala de control.

Fue entonces cuando se activaron de nuevo todos los protocolos para hacer operativa la pista de Los Rodeos. Finalmente el vuelo de Air Europa aterrizó sin mayores incidencias.

La actitud de estos dos trabajadores será sometida a un proceso de investigación interna, con posibles medidas disciplinarias, informaron ayer a DIARIO DE AVISOS fuentes oficiales.