sucesos >

Detenidos dos hermanos por extorsionar a empresarios del sector de distribución de frutas y verduras en varias provincias

EUROPA PRESS | Murcia

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos hermanos por extorsionar, presuntamente, a empresarios dedicados a la distribución de frutas y verduras. Sus amenazan las hacían más creíbles asegurando que tenían relaciones con la mafia siciliana.

Los dos arrestados tenían en propiedad una sociedad proveedora de productos agrícolas y vendían a las víctimas víveres de baja calidad obligándoles a pagarlos a precio de primera.

Las investigaciones se iniciaron cuando una pequeña empresa de alimentación presentó una denuncia en Murcia en la que relataba que un ciudadano, de nacionalidad italiana, les obligaba a pagarle una deuda de 15.000 euros bajo amenazas.

Esta persona presionaba a la víctima presumiendo de tener relaciones con la mafia siciliana, y le advertía que en el caso de no hacer efectivo el pago o de comunicar a la policía el hecho avisaría a su “gente” para aclarar el asunto, según fuentes policiales.

Tras las primeras averiguaciones, los agentes descubrieron que existían otros casos de extorsiones sobre empresarios dedicados a la manufactura, exportación y venta de frutas y hortalizas. Estas víctimas se localizaban en puntos de la geografía española como Barcelona, Tarragona, Lérida, Valencia y Murcia.

Se trataba de dos hermanos quienes presuntamente realizaban las extorsiones a los empresarios del sector a través de una empresa proveedora de alimentación que tenían en propiedad. Las víctimas encargaban a esa mercantil productos de primera clase pero recibían otros de mucha menor calidad o incluso, en algunos casos, de imposible venta al público. A pesar de incumplir las condiciones acordadas les obligaban mediante coacciones a pagar al precio acordado inicialmente.

Cuando los empresarios se negaban a realizar el pago del encargo, los arrestados les amenazaban con frases del tipo: “hay gente que se cae de un quinto piso y nadie sabe el porqué”, “cuidado con tu familia”, “tengo relaciones con la mafia siciliana”.

Si esto no funcionaba les intentaban intimidar utilizando a individuos con apariencia de matones -complexión fuerte, tatuajes y colgantes de oro- que se presentaban en sus negocios para asegurar el cobro asustando a los empresarios.

Las investigaciones se han llevado a cabo por agentes del Grupo 1º de la Sección de Secuestros y Extorsiones, de la Jefatura Superior de Murcia, de la Jefatura Superior de Barcelona, la Comisaría de Castellón de la Plana y con la colaboración de la Unidad de Secuestros y Extorsiones de los Mossos d’Esquadra.