tribunales > denuncia contra un profesor tinerfeño por abusos

El docente también está imputado por presunta revelación de secretos

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

El docente tinerfeño al que el Juzgado de Instrucción número 1 de La Laguna ha impuesto una orden de alejamiento tras ser denunciado por dos de sus alumnos, menores de edad, por supuestos abusos también está imputado como presunto responsable de un delito de revelación de secretos, según consta en la documentación que obra en poder de DIARIO DE AVISOS.

Así, un auto dictado por el Juzgado de Instrucción número 2 de La Laguna con fecha de 28 de mayo recoge en su capítulo de hechos que uno de los que figuran como propietario de la mercantil del centro educativo en cuestión, el Hispano Británico, y padre del imputado por abusos -al que se identifica por las iniciales D. R. M.-, relata en su capítulo de hechos que “procedió a llevarse de la sede del Colegio la torre del ordenador, que contenía toda la información académica y calificaciones de los alumnos, y los pendrives donde los profesores almacenan las notas de los mismos”.

“Un peligro”

“Llegada la segunda evaluación del curso académico 2011-2012 -continúa el auto del Nº 2 de Instrucción lagunero- el Colegio emitió unas notas firmadas por los tutores”, pero el aludido dueño del colegio junto a su hijo, el imputado por abusos, “emitió desde su domicilio otro boletín de notas paralelo, sólo firmado por él, como director, sin ser ratificado por los tutores, boletín que remitió a los domicilios particulares de los alumnos, creando un peligro para sus futuras calificaciones por ser estos datos de notas los que al final se remiten a la Consejería de Educación para el día de mañana comprobar las medias de las calificaciones y poder afectar en su caso a los accesos a estudios universitarios”.

Habida cuenta de lo expuesto, el auto considera que tal conducta “se engloba presuntamente en el artículo 197.2 del Código Penal al proceder sin autorización a apoderarse, modificar o usar datos reservados de carácter personal registrado en un fichero informático en perjuicio de terceros”.

Expuesto tales hechos, la titular del referido juzgado, la magistrado-juez María Celia Blanco imputa tanto a D. R. M. como a su padre por un presunto delito de descubrimiento y revelación de secretos.

Cabe recordar que, tal y como adelantó en su día este periódico, hace unos catorce meses que dos alumnos denunciaron al docente en cuestión por supuestos abusos en una causa en la que tanto la asociación de padres de alumnos del centro como el otro propietario del mismo están personados como acusaciones. Los psicólogos dan un grado de “probablemente creíble” al relato de los chicos.