bolivia >

El Gobierno boliviano acusa a “fuerzas oscuras de la derecha” de “manipular” a los policías

EUROPA PRESS | La Paz

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, ha afirmado este lunes que “fuerzas oscuras reaccionarias de derecha” están tratando de “manipular” a los policías para que se amotinen contra el Gobierno, en alusión a las rebeliones surgidas en los últimos días en varios puntos del país.

Para García Linera, el argumento de que existe una “manipulación política” tras las protestas de las fuerzas de seguridad es “contundente” e “irrebatible” y está haciendo que “buenos policías” se muevan por “fines personales” de representantes de la derecha política. En este sentido, ha denunciado que antiguos candidatos de partidos distribuyen armas a los agentes rebeldes.

El pasado viernes, cientos de policías se amotinaron en las comisarías de todo el país para exigir una subida salarial y la entrega de mejores equipos para desarrollar su trabajo. Desde entonces, se han vivido varios enfrentamientos entre los policías y los militares, que protegen al Gobierno.

El vicepresidente ha denunciado que algunos policías siguen movilizados en al menos cinco ciudades del país, pese al acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Evo Morales y los cuerpos de seguridad en materia salarial.

García Linera ha recordado que, desde 2006, la Administración boliviana ha introducido “mejoras sustanciales” en el sueldo de los efectivos policiales, con una subida del 120 por ciento en la “masa salarial”, según informa la agencia de noticias oficial ABI.

“Cuando no estábamos nosotros la masa salarial para atender a la institución policial era de 550 millones de bolivianos (63,5 millones de euros) y ahora es de 1.200 millones de bolivianos” (138,5 millones de euros), ha dicho, para después cifrar en el 40 por ciento el incremento de los sueldos. Además, García Linera ha apuntado que el Gobierno ha aumentado en seis años de 26.000 a 34.000 el número de efectivos.

El vicepresidente ha defendido la subida del 19 por ciento del sueldo ofrecida a los policías –del 22 por ciento contando las dietas–, ya que “no lo tiene ningún otro sector dentro del Gobierno”. Por este motivo, ha pedido a todos los policías que reconozcan el “esfuerzo” emprendido por las autoridades.