CRISIS FINANCIERA > CONSECUENCIAS

El Gobierno se plantea suprimir la ayuda por la compra de vivienda

Luis de Guindos
El ministro de Economía, Luis de Guindos, durante su comparecencia en el Congreso. / EFE

EUROPA PRESS | Madrid

El Gobierno estudia eliminar la desgravación por compra de vivienda habitual y poner en marcha el céntimo verde, una nueva tasa para gravar los hidrocarburos. La secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, conformó ayer que el Ejecutivo se plantea estas medidas, siendo la supresión de la ayuda a la compra de viviendas una de las principales recomendaciones de la Comisión Europea (CE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En cuanto a la posibilidad de que el Ejecutivo implante el céntimo verde, la secretaria de Estado admitió que es “una posibilidad” porque forma parte de un ámbito de imposición susceptible de “ser explorado”.

Esta tasa sobre los hidrocarburos, una vía de recaudación más, se llama céntimo verde porque serviría para apoyar fuentes de energía alternativas con las que cumplir los objetivos medioambientales de la Unión Europea para 2020. No obstante, las petroleras podrían repercutir este impuesto en el precio final del carburante. Currás señaló por su parte que no hay nada decidido sobre la subida del IVA.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, también explicó ayer ante la Comisión de Economía del Congreso las condiciones impuestas por la Comisión Europea para acceder al “rescate” bancario. En este sentido, De Guindos, adelantó que las entidades financieras que requieran de ayudas públicas podrían tener que segregar sus activos tóxicos o problemáticos del balance.

Ésta es uno de los criterios que negocia, en estos momentos, el Gobierno con la Unión Europea, una alternativa que, el ministro, calificó de “interesante” para normalizar el crédito. De Guindos resaltó la “preferencia” de la CE por esta “medida adicional” en el marco de las condiciones que llevará aparejada la línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros para el sector financiero español.

Según precisó el ministro, el Ejecutivo también está negociando que las entidades con ayudas deban presentar un plan de reestructuración de acuerdo con las normas de la UE. Asimismo, explicó que también habrá condiciones horizontales para el conjunto del sector financiero, que perseguirán fortalecerlo y corregir las vulnerabilidades existentes. El titular de Economía dijo que el acuerdo con Bruselas sobre la ayuda estará cerrado a “principios de julio”, si bien admitió que las negociaciones son “complejas”.

[apunte]

La UE creará un órgano presupuestario

El Eurogrupo creará, a largo plazo, un “órgano presupuestario, como una oficina del Tesoro”, que se encargará de “gestionar las interdependencias económicas” entre sus estados.

El Eurogrupo dispondrá de nuevos poderes para exigir cambios en los presupuestos nacionales de los estados incumplidores.

Como contrapartida, los países de la eurozona podrán emitir deuda conjunta, según las propuestas que debatirán los líderes europeos en la cumbre de mañana y el próximo viernes. Estas ideas, que se pondrán en marcha “en la próxima década”, han sido elaboradas por el presidente del Consejo, Herman Van Rompuy, de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, y el del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

Su objetivo es mostrar la “irreversibilidad” del euro y avanzar hacia una unión bancaria y presupuestaria que genere confianza en los mercados y frene la crisis de deuda. Las propuestas, que cuentan con el apoyo de España, Francia e Italia, chocan con la oposición de Alemania, que se opone a cualquier tipo de mutualización de la deuda hasta que no se complete la unión presupuestaria.

No obstante, el documento admite que “es necesario más trabajo” y todavía no fija ningún calendario ni las fases concretas para alcanzar la unión bancaria y presupuestaria. La cuestión volverá a discutirse en la cumbre de diciembre, con un informe intermedio para el Consejo Europeo de octubre.

[/apunte]