ECONOMÍA >

El Ibex rebota un 2,88% animado por la apertura del fondo de rescate europeo a la banca

OTR/PRESS | Madrid

Parece que los inversores han hecho oídos sordos a las informaciones que apuntaban a un posible rescate de España. La Bolsa ha pisado el acelerador y ha recuperado un 2,88%, animado por la posibilidad de que la banca pueda acceder al fondo de rescate europeo para recapitalizarse sin mediación de los Estados correspondientes. Esta opción también ha actuado de bálsamo sobre la prima de riesgo, que marcaba 517 puntos al cierre de la sesión.

El parqué madrileño abrió la sesión de este lunes con una caída del 0,94%, lo que llevó al selectivo a situarse en los 6.008,2 enteros, con la prima de riesgo estable en 534,60 puntos básicos, instalada en zona de máximos.

De esta forma, el selectivo luchaba en la apertura por mantener el soporte de los 6.000 enteros, con todos los valores en ‘rojo’, en una semana en la que el Tesoro regresa a los mercados con una subasta trascendental, en uno de los momentos más críticos para el euro y para España, con especulaciones encima de la mesa sobre la posibilidad de un rescate por parte de la Unión Europea.

A media sesión, el Ibex remontaba un 2,5% y marcaba 6.200 puntos ajeno a la tónica imperante en el resto de principales plazas europeas, tras haber fondeado en 5.980 enteros en los primeros compases de negociación.

Finalmente, a falta de que el Gobierno alemán exprese su rechazo a la medida, el selectivo se ha anotado la segunda mayor subida en lo que va de año, desmarcándose de la tónica imperante en Londres (-1,14%) y Francfort (-0,94%), y le ha sacado una gran ventaja a Milán (+1,2%) y París (+0,4%).

Los mejores valores de la jornada han sido Sacyr (+7,34%), Santander (+4,86%), Mediaset (+4,5%) y ACS (+4,4%), mientras que en el lado de las pérdidas han terminado siete compañías, con BME (-1,7%) y Grifols (-1,31%) en los puestos de cola.

El buen comportamiento de bancos y constructoras al calor de la apertura del fondo de rescate y de la puesta en marcha del plan de pago a proveedores, respectivamente, se ha contagiado a otros pesos pesados del selectivo, muy penalizados en los últimos días.

Tanto Telefónica como BBVA han avanzado más de un 4% en ambos casos, mientras que Iberdrola y Repsol se han anotado avances superiores al 3,7% y han apuntalado el comportamiento positivo de los valores protagonistas.

Por su parte, la experta de Renta 4 Nuria Álvarez destaca que el mercado reacciona positivamente a informaciones que apuntan al acceso a capital europeo de la banca sin necesidad de que se intervenga el país de origen.

No obstante, también recalca que, a falta de que se concrete el acceso de las entidades al Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera, los inversores aprovechan para entrar en compañías que cotizan muy baratas, entre las que destacan las ‘blue chips’.

Según las previsiones de la firma, el selectivo madrileño se moverá a corto plazo en una banda comprendida entre los 5.800 y los 6.700 puntos.

Recapitalización directa de bancos a través del fondo de rescate

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, y el ministro de Economías y Finanzas francés, Pierre Moscovici, han defendido este lunes la posibilidad de que la banca europea pueda recurrir al fondo de rescate europeo permanente para recapitalizarse directamente sin que lo tengan que pedir a los Estados miembros en el marco de la propuesta para crear una unión bancaria.

Rehn ha insistido en que la posibilidad de que los bancos acudan al fondo de rescate europeo para recapitalizarse directamente “es una cuestión clave a corto y a medio y largo plazo cuando hablamos de posibles esquemas para una unión bancaria” porque para Bruselas “la cuestión clave es poder romper el vínculo” entre la crisis de deuda soberana y el problema de recapitalización de los bancos, lo que permitiría “ir a la raíz de esta crisis actual”.

No obstante, la unión bancaria podría contemplarse con la concesión de “más poderes” de supervisión y acción para la Autoridad Europea Bancaria y la creación de un fondo europeo de depósitos en el marco del plan que preparan el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, y el presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker, para franquear “una nueva etapa en la integración” europea, según han explicado fuentes europeas.

También, Moscovici ha asegurado que el Ejecutivo de París examinará la propuesta lanzada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para promover también una unión fiscal en Europea, preguntado por la propuesta del español. “Examinaremos esta propuesta cuando sea detallada”, ha explicado el francés. Rehn no se ha pronunciado al respecto por su parte.

El comisario europeo ha asegurado que el Ejecutivo comunitario y Francia comparten “los mismos objetivos políticos para Europa”. “Queremos crecimiento, empleo y consolidación de las finanzas públicas”, ha asegurado Rehn, que ha saludado especialmente el compromiso que le ha trasladado el ministro de que París cumplirá el objetivo de déficit del 3% en 2013, un objetivo “realizable” en su opinión.

El Tesoro buscará hasta 2.000 millones en bonos

Mientras tanto, el Tesoro Público espera captar entre 1.000 y 2.000 millones de euros en bonos este jueves en la primera subasta que celebra después de las fuertes tensiones de la semana pasada, que catapultaron a la prima de riesgo a niveles récord desde la entrada en el euro.

El organismo ha estado casi dos semanas sin someterse al escrutinio de los mercados, pero las dudas sobre España permanecen, lo que le ha empujado a subastar solo 2.000 millones, una cantidad inferior a lo que habitualmente emite.

En concreto, el Tesoro subastará el papel a más largo plazo que ofrece al mercado (obligaciones con cupón del 5,85% y vencimiento a 31 de enero de 2022), bonos con cupón 3,30% y vencimiento a 31 de octubre de 2014 y bonos con cupón 4,25% y vencimiento a 31 de octubre de 2016.

A pesar de la prudencia del Tesoro, las tensiones siguen y pueden obligar al organismo a elevar considerablemente el interés para cerrar con éxito la emisión, ya que la prima de riesgo se mantiene en el entorno de los 520 puntos.

Bankia sigue siendo una de las principales preocupaciones de los inversores, que también dudan de la capacidad del Gobierno para cumplir con los objetivos de déficit, sobre todo, por los desvíos de las comunidades autónomas y la dificultad de garantizar el cumplimiento de las mismas.

De hecho, ni el mensaje de Bruselas ofreciendo un año más a España para cumplir lo pactado si presenta ya las medidas de 2013 y 2014 ha logrado calmar a unos mercados que siguen sin fiarse y se niegan a quitar a España de su punto de mira.