la palma > los llanos

El pacto PP-PSOE en La Palma se fractura por las plantas de asfalto

Partido Popular y Partido Socialista escenificaron ayer las debilidades del pacto de gobierno. / DA

EUGENIA PAIZ | Los Llanos de Aridane

Los socialistas se debaten, tras no prosperar ayer la moción para bloquear la apertura de la controvertida planta de asfalto y la tramitación del expediente frente al Cabildo para la autorización a una segunda instalación del mismo tipo, entre romper el pacto con los populares y permitir que tome las riendas de la Alcaldía Coalición Canaria, o mantener un acuerdo con el Partido Popular que, a la vista de las diferencias que mantienen, no parece tener sentido.

Los aplausos del numeroso público que ayer se congregó en el salón de plenos, miembros de la plataforma contra las plantas de asfalto en el Callejón de la Gata, fueron hasta en tres ocasiones para el discurso del teniente de alcalde y portavoz del grupo socialista, José María de Vargas, mientras que la indignación tocó parte de los discursos del concejal popular, Antonio Rocha Quintero y el portavoz nacionalista, Juan Ramón Rodríguez Marín, lo que obligó a la alcaldesa, Noelia García, a advertir sobre un desalojo del salón de plenos, que no se produjo.

“Un avispero”

De entre los argumentos cruzados para justificar las posiciones destacaron, por una parte el de Vargas, que sentenció que “nos hemos metido en un avispero y ahora queremos que lo solucionen otras administraciones”, lo que le llevó a preguntarse “para qué quieren los vecinos a los políticos en el Ayuntamiento”.

La alcaldesa, que reconoció que “de haber dependido de mí no habría elegido el Callejón de la Gata como polígono industrial”, expresó luego que “mi obligación como alcaldesa es defender, no los intereses de la plataforma vecinal ni a las empresas”, de quien reconoció haber “recibido presiones”,  sino el interés de los 22.000 vecinos.

El portavoz de CC pidió coherencia política al PSOE y le invitó a romper el pacto con el PP, a lo que Vargas contestó confirmando que “lo haremos si ustedes apoyan nuestra moción”. Marín saldó el asunto indicando que “nuestras ansias de poder no llegan a ese nivel”. García colocó el controvertido asunto de la apertura de una segunda planta de asfalto, hasta en tres ocasiones, en el tejado del Cabildo.