tribunales >

Exdecano de jueces de Valladolid: “Jamás quise herir ni amenazar a mis hijos”

EFE | Valladolid

El exdecano de los jueces de Valladolid José Alberto Rodríguez Carretero ha asegurado que “nunca, jamás” quiso “herir ni amenazar a ninguno” de sus hijos, tras reiterar su inocencia cuando el tribunal le ha concedido la última palabra en la vista de apelación celebrada hoy en la Audiencia vallisoletana.

“Repito que soy inocente”, “nunca, jamás tuve ninguna intención ni de herir ni de amenazar a ninguno de mis hijos”; “saqué un cuchillo para demostrar que no estaba grabando nada”, ha manifestado el exdecano.

Durante la vista, el tribunal ha escuchado la exposición de los recursos de las acusaciones pública y particular y la defensa a la sentencia del Juzgado de lo Penal número 3 de Valladolid que condenó a Rodríguez Carretero a quince meses de prisión por un delito de amenazas y al pago de una multa de 540 euros por una falta de lesiones cometida contra uno de sus hijos.

Los hechos ocurrieron el 11 de febrero de 2010, mientras se celebraba una junta de accionistas de una sociedad en un hotel de Valladolid, a la que acudieron el acusado, dos de sus hijos, José Alberto y Ramón, y un notario, según la sentencia de primera instancia.

En un momento dado, el acusado colocó su maletín sobre las rodillas, mientras uno de sus hijos leía el objeto de la junta, y comenzó a manipular el interior, ante lo que sus hijos pensaron que estaba grabando la conversación, cuestión por la que le interrogaron y por la que uno de los vástagos se acercó para mirar en la cartera y dijo que iba a llamar a la policía, sostiene la resolución ahora recurrida.

Fue entonces cuando el exdecano sacó del maletín un cuchillo y dijo: “con esto os estoy grabando”, tras lo que dirigió el arma hacia el abdomen de su hijo José Alberto “con intención de amedrentarlo”, sin que llegara a alcanzarlo, lo que derivó en que los dos hermanos agarraran a su padre para quitarle el cuchillo, según los hechos incluidos en la resolución del Juzgado de lo Penal 3.

“Me tiraron al suelo, hay un parte de lesiones, tuve un ictus, me golpearon frontalmente contra el mármol de la pared y quedé totalmente conmocionado”, ha relatado hoy el exdecano de los jueces ante el tribunal.

La sentencia ahora recurrida condenó a José Alberto Rodríguez Carretero por un delito de amenazas cometido contra su hijo José Alberto y una falta de lesiones contra el otro vástago, Ramón, quien requirió puntos de sutura en una mano.

En la vista de hoy, el fiscal ha demandado modificar aquella sentencia y condenar al encausado por un delito -en lugar de una falta- de lesiones cometida contra Ramón, por lo que pide tres años y medio de prisión, han precisado a Efe fuentes jurídicas.

La acusación particular ha reclamado la nulidad del juicio, al considerar que debió acogerlo la Audiencia por que había una acusación por tentativa de homicidio; ha pedido repetir la vista por la inadmisión de pruebas y ha solicitado que se considere una lesión en grado de tentativa en lugar de una amenaza la supuestamente cometida contra José Alberto R.LL.

La defensa ha demandado la absolución, ha argumentado las circunstancia atenuante de arrebato, ha alegado dilaciones indebidas y ha pedido que se elimine el parentesco que recogía la sentencia del Juzgado como agravante.