opinión >

Facilitar la vida al ciudadano > Fernando Clavijo Batlle

La Laguna no es, obviamente, un municipio que escape a la crisis, pero trabajamos intensamente en buscar la manera de abordar sus consecuencias y de activar mecanismos para amortiguar las medidas drásticas que han venido impuestas desde el Gobierno central y que repercuten, claramente y de manera directa, en la maltrecha economía de los ciudadanos.

Desde el Ayuntamiento de La Laguna teníamos claro, desde el mismo inicio de la crisis, que debíamos comenzar a trabajar en esa línea. Y así lo hemos hecho, llevando a cabo una batería de acciones para ayudar a las familias a resistir esta época difícil.

Un ejemplo es el caso de los impuestos, que pueden ser abonados de manera fraccionada, incluso adaptando su pago a las condiciones específicas de los ciudadanos si estos no pueden asumirlos de una vez. Asimismo, existen bonificaciones para aquellos vecinos que domicilien los pagos, de modo que se les rebajará el 5 % del importe.

Por otro lado, en lo que respecta a las facturas de consumo de agua, existen ventajas para aquellos vecinos con menos posibilidades, como es el colectivo de jubilados, pensionistas, parados mayores de 55 años o parados de larga duración, además de las bonificaciones para familias numerosas o unidades padronales de cinco o más miembros.

Este programa social esta dirigido a disminuir el impacto económico que puede suponer el importe de la factura del servicio municipal de aguas. Asimismo, se ha reducido a la mitad la penalización por el reenganche al servicio y, significativamente, la penalización por retraso, que se aplicará a partir del tercer recibo.

El área de Bienestar Social se ocupa, asimismo, de valorar y atender de manera efectiva aquellos casos en los que se necesite ayuda para los pagos de alquileres, luz, agua y artículos de primera necesidad. Son las llamadas ayudas de emergencia en las que el Ayuntamiento invierte en total 1.000.000 de euros para garantizar la atención a los laguneros que lo necesiten.

Es necesario recordar, también, que existen nuevas vías de comunicación y relación personalizada con el Ayuntamiento a través de Internet, como la sede electrónica municipal que, en la práctica, permite realizar numerosos trámites, gestiones y pagos de tributos de un modo fácil, sin necesidad de trasladarse hasta dependencias físicas municipales, 24 horas al día y 365 días al año.

Estas mejoras garantizan calidad, rapidez, transparencia, comodidad al ciudadano y ahorro de dinero al vecino y al erario público. A través de este canal, además de otros muchos trámites que podrán consultar en la web del Ayuntamiento www.aytolalaguna.com, se podrán aplazar o fraccionar pagos, tramitar domiciliaciones bancarias para dichos pagos, presentar recursos o reclamaciones al respecto, si procede, o hacer llegar al área de Tributos ideas o sugerencias de mejora, entre otras prestaciones.

La posibilidad de realizar pagos telemáticos de los impuestos municipales está ya a disposición de todos los ciudadanos y empresas que trabajan con ocho grupos y entidades bancarias, con lo cual quedará cubierta la práctica totalidad de los contribuyentes.

A través del Registro Electrónico, entre otras muchas gestiones, se podrán solicitar, en poco tiempo, certificados (como el de Empadronamiento), de manera gratuita, que serán de gran utilidad toda vez que el Ministerio de Fomento ha decidido, de manera unilateral, reimplantarlo como acreditación para los residentes canarios.

Todos estos avances en los que venimos trabajando antes de que la crisis estallara en toda su crudeza están encaminados a facilitar la vida a los ciudadanos y ciudadanas de La Laguna.

Porque para nosotros, ahora más que nunca, las personas son lo primero.

*Alcalde de San Cristóbal de La Laguna