congreso de CC >

Fernando Clavijo: “No aceptaron una lista de consenso para dirigir CC”

Fernando Clavijo afirma que "para presidir CC en Tenerife es necesario y recomendable una única lista de consenso”. | FRAN PALLERO

VERÓNICA MARTÍN | Santa Cruz de Tenerife

Fernando Clavijo es un hombre de apariencia serena, pero decidido. Dio un paso al frente al convertirse en alcalde de La Laguna sustituyendo a Ana Oramas y, ahora, ha sido uno de los principales protagonistas de otro paso al frente: la oposición a una manera de dirigir Coalición Canaria con la que no estaban conformes. CC es un partido, como todas las organizaciones, donde las pugnas internas son a veces tan feroces que hay líderes que llevan años sin hablarse en lo personal. Pero, eso sí, cuando se suben a un escenario en un acto electoral parecen hasta hermanos: besos, abrazos y manos unidas por el nacionalismo. Así les ha ido bien y llevan gobernando décadas. En ese tiempo Paulino Rivero, junto a otros, construyó un partido fuerte, potente y con un objetivo claro: llevar el nacionalismo a todas las instituciones de las Islas. Sin embargo, hace ya varias citas electorales que su supremacía en votos no es una garantía y las fracturas ya se hacen visibles. El pasado fin de semana, una facción liderada por Ricardo Melchior, Ana Oramas, Manuel Hermoso y el propio Clavijo -entre otros- escenificaban una opción que no se llegó a convertir en una lista alternativa a la dirección del partido que, finalmente, se votó: Paulino Rivero como presidente de CC; y José Miguel Barragán como secretario general. Eso sí, con un 56,6% de los votos y una llamativa oposición del 44,4%. Ahora habrá nuevos cónclaves para elegir líderes insulares y Clavijo suena por Tenerife.

-¿Cómo valora una dirección de partido que nace con una sola candidatura y un respaldo del 56,6%?

“Al final, el debate en el Congreso era de modelos y sobre regenaración y separación del partido con respecto a la dirección del Gobierno y las instituciones. El debate fue intenso, rico, transparente y democrático. Ahora, independientemente del resultado de las votaciones, toca trabajar todos juntos para poder aglutinar los dos sentimientos que quedaron evidenciados en ese congreso”.

-Uno de los debates principales era la diferenciación entre Gobierno y partido… ¿Por qué?

“Es un modelo que funcionó muy bien. Tanto con Adán Martín como con Manuel Hermoso la diferencia de la cabeza del partido con la del ejecutivo dio magníficos resultados. Cuando se produce el relevo, porque Paulino Rivero entra de presidente del Gobierno, se empieza a desdibujar la imagen del partido, es cuando comienza a surgir la lejanía con la calle y esos síntomas que nos han llevado a un desgate electoral obvio. Nosotros entendíamos que tiene que haber una imagen fuerte de partido y otra de Gobierno. Siempre he sido partidario de que el partido da las directrices políticas a las instituciones y no al revés. Eso es lo que intentamos exponer y explicar en el Congreso”.

-Esa división que ustedes pedían no es la opción que salió del cónclave… ¿Qué partido tienen a partir de ahora? ¿Estamos hablando de un líder ya cuestionado tanto en las urnas como en su propio partido? ¿Cómo salen de esto?

“Salimos con unas ganas inmensas de trabajar y de cohesionar…”

-Eso queda muy bien…

-[Risas]. “Salimos con un mensaje claro: la búsqueda del consenso y que la nueva dirección del partido tiene que esforzarse más en hacer esa separación de la imagen del partido y del Gobierno. Tendremos que sentarnos a trabajar y buscar el consenso y estoy convencido de que la nueva dirección lo hará”.

-¿Esto significa que Paulino Rivero no podrá ser ya candidato a presidir el Gobierno canario?

“No tiene nada que ver. Queda mucho para eso y en un contexto tan incierto como el que estamos viviendo es ahora ciencia ficción”.

-La filosofía de la opción que ustedes defendían era que no sea la misma persona presidente y candidato… ¿o no?

“Sí, pero eso no está en ningún lado. La filosofía que nosotros trasmitimos es la diferenciación del Gobierno con el partido, pero la lista que obtuvo el 56,6% de los votos no lo aceptó”.

-Pero ese 44,4% tiene peso…

“Sí ,pero el que va a decidir el próximo candidato, o candidata, es el Consejo Político Nacional”.

El alcalde de San Cristóbal de La Laguna, Fernando Clavijo, durante la entrevista. | FRAN PALLERO

-¿Por qué no se presentaron una candidatura alternativa?

“A mí me hubiese gustado una candidatura de consenso y no pudo ser”.

-Pero… ¿Por qué no otra lista como contrapunto?

“Porque no se trataba de una candidatura alternativa, estábamos discutiendo el modelo. No queríamos que la imagen del partido saliese dañada pero sí deseábamos evidenciar que hay un grupo muy numeroso que teníamos otra filosofía. Lo otro hubiese podido generar una división muy abierta y creíamos que no era necesario”.

-En concreto… ¿Por qué no se presentó usted como alternativa?

“Lo acabo de responder…” [más risas de las políticamente correctas en fase post y precongresual]”.

-Hubo muchas presiones… ¿Se hablaba de hasta reparto de direcciones generales?

“No”.

-¿No?

“…”

-Ahora viene el Congreso insular, y todo el mundo da por hecho que se va a presentar…

“Aún es muy pronto, es una decisión en el ámbito personal, familiar y en el de La Laguna”.

-¿Si se presenta debería dejar la Alcaldía?

“No dejaría de ser alcalde. Me he comprometido por toda la legislatura. No es incompatible: una dirección nacional de CC sí es incompatible con el desempeño de un alcalde por cuestión de tiempo pero una insular no”.

-Pues ya responde el porqué no se presentó al Congreso Nacional…

“Entre otras cosas…”

-Entonces… ¿se presentará al de Tenerife?

“Todavía tengo que hablar con mi hija y mi mujer. En mi casa somos asamblearios…”

-¿Será el único candidato a presidir CC en Tenerife?

“Nadie se lo está planteando en estos momentos. Aún no tenemos definido las ponencia de estructura del partido y el documento estratégico de la Isla…”

-¿Sería recomendable una lista de consenso?

“Recomendable y necesario”.

-¿Proponen un modelo AIC?

“Eso se ha dicho interesadamente. No etiquetemos. Es un modelo de abajo hacia arriba como cuando se construye una casa y una cosa no quita la otra. Al final, el modelo que ha salido permite que la nueva dirección, con talante y voluntad, pueda aglutinar esos dos sentimientos. Rivero es una persona de cintura y estoy seguro de que Barragán ha cogido el mensaje igual”.

El lagunero considera recomendable y necesario una lista de consenso en el próximo congreso de CC. | FRAN PALLERO

-Lo que ha ocurrido en esta ocasión es muy distinto que en las anteriores. Ustedes se han peleado mucho en privado pero es la primera vez que la división ha sido pública… LLama la atención que sean Ricardo Melchior, Manuel Hermoso, Ana Oramas… usted. ¿Por qué en este momento y no antes?

“Porque en este momento se produjo el debate de la estructura de partido. Mientras la vigente era la anterior, no fue necesario dar el paso y ahora se ha producido una reforma de estatutos de calado, y como no fue posible, en el Congreso se escenificó la división”.

-Llama la atención que sean estas personas, que llevan décadas en CC, el sector renovador…

“Son las caras más visibles por su trayectoria y su reconocimiento público, pero detrás hay casi 370 compromisarios”.

-El punto de inflexión fue cuando Ana Oramas dijo que había que refundar el nacionalismo… ¿cómo?

“Con la unión del nacionalismo, que se tiene que hacer desde la generosidad. No podemos tener los resultados de Gran Canaria por estar divididos. Tenemos que unificarnos, porque muchos de ellos son personas que formaron parte de nuestro proyecto y que, en un momento dado, no se sintieron satisfechos y abandonaron. Tenemos que integrar a los herreños como sea; es necesario tener organización en La Gomera pero con generosidad y consenso. No vale lo de estás o no estás. Hay que trabajarlo y pelearlo y es un reto que tiene la dirección del partido”.

-¿Qué hacemos con el CCN?

“El problema han sido los personalismos y la falta de generosidad. Es imposible que ahora mismo el CCN se haya presentado con el PP cuando el PP está haciendo daño a Canarias con la subida de las tasas aéreas, con los certificados de empadronamiento… Habrá que intentar integrarlos si se puede y si no, cerrar carpeta”.

-¿Con Nueva Canarias?

“Hay muchos puntos que nos acerca y haber concurrido juntos en estas elecciones es un paso, pero hay que dar uno más. No entiendo por qué no estamos unidos. Fue un asunto de personalismos una vez más”.

-¿Cómo explica que dieran un cargo a AHI cuando ni estaban sus representantes en el congreso nacional?

“Debió de ser un despiste”.