Puerto de la Cruz >

Fervor romero en la ciudad turística

Mayores y niños disfrutaron en una multitudinaria jornada. / MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES | Puerto de la Cruz

Fervor, canariedad y un guiño a la cultura popular. La ciudad turística también respira tradición y de ello dieron fe las más de 6.000 personas que, pese al intensísimo calor, acudieron ayer al casco de Puerto de la Cruz para disfrutar de la sexta edición del paseo romero.

Un total de ocho carretas con 16 bueyes y diversas parrandas del Norte de Tenerife, recorrieron un itinerario que partió, pasadas las 17.00 horas, desde la avenida Colón en dirección al muelle pesquero, previo paso por las calles Obispo Pérez Cáceres, avenida Familia Bethencourt y Molina, Enrique Talg, Iriarte, Zamora, Santo Domingo, Quintana, San Juan, Iriarte y calle Blanco. Durante las más de dos horas que duró el paseo, los trajes típicos, el vino y la carne, hicieron las delicias de los vecinos y turistas, especialmente, que con sus cámaras inmortalizaron un acontecimiento que cada año crece en afluencia de público. A ritmo de isas y folías, las parrandas y agrupaciones musicales amenizaron un trayecto que por momentos refrescó la más que auxiliadora brisa marina. El instante cumbre de la jornada de ayer llegó cuando sobre las 19.15 horas, romeros y curiosos confluyeron en el muelle pesquero, destino final de una romería enmarcada dentro de los actos previstos en el Mayo Canario, y que otro año más volvió a contar con gran apoyo popular.