POR DERECHO >

Ficheros de morosos > Marta Gómez Toledo

Los registros de morosos son ficheros automatizados de datos que tienen como finalidad reflejar los incumplimientos de las obligaciones dinerarias tanto de personas, físicas o jurídicas, con el fin de que las entidades que conceden créditos o préstamos puedan conocer y valorar la situación de un posible cliente que solicita dicho préstamo o crédito. Se realiza con la finalidad de dar seguridad en el tráfico mercantil, y así facilitar a las empresas o entidades que lo soliciten, la información necesaria sobre la persona que se consulta para saber si tienen algún tipo de deuda.

Puede ocurrir, como en una reciente Sentencia del Tribunal Supremo, que alguien sea incluido en un fichero de morosos pero de forma errónea, vulnerado así su derecho al honor. En este supuesto un cliente intentó adquirir un vehículo y no pudo, ya que su entidad financiera le comunicó que aparecía en el fichero de datos como morosa, interesó que tanto la entidad financiera como la empresa responsable del fichero la indemnizaran por la intromisión ilegítima en su honor e intimidad al haberla incluirla en el fichero de morosos, e impidiéndola acceder al crédito por la compra del vehículo. La demanda interpuesta por la perjudicada fue estimada en casación, condenando a la entidad financiera a indemnizarla y desestimándola respecto al responsable del fichero, puesto que éste, el cual se dedica a la actividad de servicios de información sobre solvencia patrimonial y crédito, contiene datos que le remiten sus informantes, los acreedores, quienes deben tener el deber de diligencia sobre la exactitud y veracidad de los datos incluidos en el fichero.

Los requisitos que se deben cumplir para la inclusión de los datos de un moroso en este tipo de fichero son: 1. Existencia de una deuda que sea cierta, vencida y exigible, 2. Que la deuda resulte impagada y 3. Que exista requerimiento de pago previo. Por lo que la inclusión indebida de una persona en este tipo de ficheros y no ajustada a los requisitos antes mencionado constituye una intromisión en el honor, pudiendo ser indemnizada, siempre y cuando se pruebe la existencia del daño.

*Gómez-Toledo Abogados-Hispajuris Área de Derecho Civil – www.gomeztoledoabogados.com