la palma >

Fuencaliente, unida por la ESO


DAVID SANZ | Fuencaliente

Fuencaliente es un pueblo acostumbrado a luchar. La amenaza de su naturaleza volcánica, la violencia de los incendios y las escorrentías que han tenido que padecer, ha forjado una sociedad dura y capaz de luchar hasta la extenuación por aquello que consideran justo. Y la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) es un mínimo social que no están dispuestos a dejarse arrebatar sin, al menos, haber plantado cara hasta el final.

La manifestación de ayer dejó a las claras que estos padres y madres de alumnos del colegio de Los Canarios están dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias en su lucha por mantener los dos primeros cursos de Educación Secundaria en Fuencaliente. Cansados, muchos de ellos llevan acampados en la plaza del pueblo desde el pasado jueves, ayer se manifestaron delante de la sede de la Consejería de Educación y luego marcharon en señal de protesta por el centro de Santa Cruz de La Palma.

La manifestación fue liderada por el Ayuntamiento, con el alcalde, Gregorio Alonso, a la cabeza, quien exigió un trato igualitario para Fuencaliente y que se mantuviera la Educación Secundaria en el municipio.

Invitan al diálogo

La comunidad educativa del colegio de Los Canarios hizo también lectura de un manifiesto en el que se quejan de ser tratados como “ciudadanos de segunda” por parte del consejero de Educación, a quien le invitaron a la “reflexión y a la coherencia con los principios progresistas de su partido”.

Asimismo, le advierten al consejero de Educación de que “no aceptaremos la desaparición de la ESO de nuestro pueblo por imposición, sin diálogo ni negociación”. “Esos tiempos ya pasaron, felizmente”, apostillaron.