santa cruz >

“Gobernar no es sólo una cuestión de coraje, como algunos se empeñan en decir. Se trata de hacer las cosas bien y dentro de la legalidad”

DIARIODEAVISOS.COM | Santa Cruz de Tenerife

En un encuentro celebrado esta mañana entre el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, y los representantes de todas las asociaciones de vecinos del municipio, el alcalde comunicó las principales acciones que se han desarrollado a lo largo de este primer año de gestión desde el Ayuntamiento.

La reunión, organizada por el área de Participación Ciudadana, cuyo responsable es el concejal Hilario Rodríguez, contó con la asistencia de más de 125 dirigentes vecinales de Santa Cruz que se dieron cita en las oficinas de Participación Ciudadana en la calle Afilarmónica Nifú Nifá.

El alcalde comenzó dirigiéndose a los vecinos explicando que el objetivo de este acto informativo se debía a su interés en “verse cara a cara con todos ellos” para luego desgranar los hechos más destacados que han tenido lugar en el primer año de su mandato.

Tras señalar que “a pesar de que la situación económica va a contracorriente” aseguró que “nosotros no vamos a parar. Aunque algunos se empeñen en decir que este alcalde no tiene coraje, gobernar no se trata sólo de una cuestión de coraje. Se trata de hacer las cosas bien y dentro de la legalidad. Mientras que la oposición hace una oposición que no es seria, demostrando desarrollar una política mal entendida del desgaste, este equipo de gobierno tiene un nuevo estilo de trabajo. Porque aunque no haya dinero, este alcalde da la cara. Estamos con la gente”.

Así, continuó explicando la situación de la tramitación del Plan General de Ordenación (PGO) puesto que es uno de los temas que más preocupan a la ciudadanía en su conjunto. En este punto señaló que “cuando firmamos el acuerdo del pacto de Gobierno entre CC y PSOE, un aspecto fundamental era, por un lado, dar solución al fuera de ordenación de cientos de viviendas, y por otro, impulsar la aprobación parcial del PGO puesto que tras nueve años entendemos que ya es suficiente y que la capital lo necesita como herramienta imprescindible para su desarrollo económico y social. Ahora estamos en la fase final, y lo cumpliremos, pero siempre con la ley en la mano. De hecho la semana que viene teníamos previsto llevar a Pleno su aprobación en la parte no conflictiva y modificar más adelante los aspectos que deben ser estudiados con más calma, beneficiando así a los vecinos. Pero un problema de divergencias detectadas en el documento nos ha hecho tomar la decisión de solicitar la prórroga a la que legalmente nos podemos acoger. Desde el momento en que los servicios jurídicos tanto del Ayuntamiento como de la propia Gerencia de Urbanismo, recomiendan que hay que revisar el documento, la lógica es que se estudien las deficiencias antes de llevarlo a su aprobación”. Por ello, José Manuel Bermúdez insistió en que “¿qué es mejor: quedar bien como hacen algunos o hacer las cosas bien? Este alcalde no va a hacer nada sin el respaldo del equipo jurídico y en base a sus informes, tener la garantía de que el plan se aprobará. Siempre será un triunfo hacer las cosas bien”.

Con especial hincapié detalló cuál es la situación de las obras que están ahora mismo en proyecto o incluso iniciadas y cuya finalización depende de la aportación del Estado, como la vía de Ofra-El Chorrillo, la vía Litoral que permitirá acercar el mar a los vecinos, la escollera de San Andrés que se trata de un tema innegociable porque es su seguridad, el proyecto de Valleseco o el parque Viera y Clavijo. Bermúdez explicó hasta dónde llega la responsabilidad del Ayuntamiento para la culminación de estas obras y dónde reside la obligación de la administración estatal, añadiendo que “este alcalde no va a dar ni un paso atrás en las exigencias al Gobierno de Rajoy y al Gobierno de Canarias para que cumpla sus compromisos. Y si se tienen que actualizar determinados proyectos para ajustar el presupuesto a la situación económica, se hará, pero no podemos permitir que este dinero ya comprometido, no llegue nunca”. Así mismo José Manuel Bermúdez resaltó la importancia de la terminación de las obras de rehabilitación y reposición de viviendas en Cuesta Piedra, Miramar, La Salud y Santa María del Mar: “me pondré junto a los vecinos para que el Estado nos dé la aportación que ya está firmada. Y si hay que dar la batalla, estaré junto a ellos”.

Por otro lado, comentó con los vecinos las principales preocupaciones que los barrios han ido transmitiendo estos meses, destacando temas como la limpieza, el recorte en los gastos de la propia administración local sobre todo en la reducción de la mitad de puestos políticos y asesores, la mejora del clima laboral tras la negociación con los sindicatos, la importancia de la condición de capitalidad para la ciudad, el protocolo antidesahucio demostrando de esta forma que la mayor preocupación del gobierno municipal es la política de ayuda social, el interés por conseguir que Santa Cruz sea un destino turístico, la dinamización del comercio, la simplificación administrativa para poder abrir nuevas empresas, las inversiones de importantes empresas nacionales e internacionales en la capital que evidencian que somos competitivos, el parque tecnológico de Cuevas Blancas que generará cientos de puestos de trabajo,  o el interés que ya está despertando la Zona Franca libre de impuestos para la instalación de nuevas empresas.

José Manuel Bermúdez instó a los asistentes a “ser inspectores del propio Ayuntamiento. Nos pueden ayudar detectando nuestras deficiencias y haciéndonos llegar sus quejas, porque de esta manera podemos comprobar lo que está mal y mejorarlo”. También les pidió la colaboración ciudadana para una buena convivencia “porque todos nosotros somos responsables de la conservación de nuestra ciudad y de conseguir vivir mejor. Todos debemos cumplir las normas cívicas para así tener un mejor Santa Cruz”.

Al finalizar su intervención dio paso a las preguntas de los dirigentes vecinales y tras el encuentro muchos de ellos coincidieron en comentar que “los problemas son de todos, y cuando se trabaja desde el Ayuntamiento, nosotros debemos ayudar”. Además, le mostraron al alcalde su satisfacción por este tipo de reuniones donde pueden transmitir sus inquietudes y comunicar sus propuestas.