Santa Cruz >

La capital sufre un acto de vandalismo cada tres días

N. T. | Santa Cruz de Tenerife

El concejal de Obras y Servicios, Dámaso Arteaga, en respuesta a una pregunta del edil del PP, José Carlos Acha, sobre la inutilización y sellado de los imbornales que sufren actos de vandalismo, explicó que, “algunas no están operativas y por eso no se sustituyen y otras, dado que las roban de manera sistemática, se ha decidido no reponerlas, siendo sustituidos estos imbornales en otro punto por un sistema más potente”. En esta respuesta Arteaga explicó que estos actos de vandalismo tienen una frecuencia de uno cada tres días, lo que ha provocado que se haya repuesto en lo que va de año unos 150 imbornales.

Un ejemplo de la práctica de robo de imbornales es lo que ha pasado en la calle Crossa y su entorno, entre los barrios de Tío Pino y Cuchillitos de Tristán. “Las tapas no se reponen y se sellan con el riesgo que supone que no puedan desviar el agua de luvia hacia las alcantarillas”, señaló Acha.