La columna Churchill > Tinerfe Fumero

Ni puñetera gracia, oiga

Ojalá que sí, pero tiene toda la pinta de que no. Tras la hecatombe del Gobierno de Mariano Rajoy a la hora de anunciar/negar el rescate de la banca española -solo comparable a cuando el de José Luis Rodríguez Zapatero decía que no había crisis- la realidad señala que nada ha cambiado salvo a peor. La reacción de los mercados atendiendo a la caída del PIB italiano señala que la interpretación correcta pasa por que, superado el dique español, las aguas comienzan a inundar a los transalpinos, para luego llegar a Francia. La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, dijo ayer que para evitarlo hay que actuar en menos de tres meses. Por cierto, Lagarde dirige una de las instituciones que desde el pasado sábado controlan las cuentas de este país, por mucho que quieran disimularlo…

La clave es la mentira

Dice Lagarde que solo podrá evitarse el crack del euro con planes creíbles en los países de la eurozona. Visto lo visto con el Gobierno de España actual y con el anterior, no tenemos ninguna posibilidad. Ni una.

La silla de pensar

Una de las numerosas condiciones del rescate a la banca española pasa por el cumplimiento de los objetivos fijados para reducir el déficit de nuestro país. En sintonía con las palabras de Lagarde, Bruselas está dispuesta a aplazar hasta 2014 llegar al 3.0%, pero en Madrid se teme que tal anuncio anime a las autonomías a soltarse el pelo una vez más. No me digan que no es para sentarlos en la silla de pensar.

Como nos eliminen…

Cuánto interés de algunos medios de comunicación en criticar al seleccionador nacional de fútbol por decisiones tácticas probadas con éxito tanto en el Real Madrid (con Guti) como en el Barça (Messi, Cesç) y la propia selección (Silva). Al fin y al cabo, tomar a los españoles por tontos es lo que mejor se les da a los gurús mediáticos de nuestra política…