los llanos de aridane >

La demanda de ayuda social crece el 77% en Los Llanos

EUGENIA PAIZ | Los Llanos de Aridane

La Memoria de 2011 de Cáritas Diocesanas de la provincia tinerfeña revela que en el Valle de Aridane, tras el análisis de los datos facilitados por el Arciprestazgo de la comarca oeste de la Isla, la demanda de alimentos, ropa y ayudas económicas para el pago de alquileres creció nada menos que el 77% con respecto al año anterior.

Los voluntarios de Cáritas en el municipio cabecera de comarca del Valle de Aridane prestaron auxilio el pasado año a más de 2.000 personas, lo que se traduce en un total de 805 familias, según confirmaron fuentes autorizadas de Cáritas Diocesanas de Santa Cruz de Tenerife.

Esta es la zona de la Isla que más preocupa en materia de crecimiento de la pobreza, por la creciente demanda que ha experimentado y que va camino no sólo de consolidarse sino de registrar nuevos repuntes, a los responsables de la entidad.

Recuerdan que en el mismo periodo del año 2010, cuando ya habían transcurrido dos años desde que se evidenciará la situación de crisis económica internacional, el número de personas a las que atendieron rondaban las 1.100, con lo que el número de familias a las que se está prestando ayuda en esa localidad se ha duplicado.

Una vez analizados los datos de la memoria de esta organización durante el año 2011, se cumplen los pronósticos de su presidente provincial, Leonardo Ruiz del Castillo, que meses atrás vaticinó que la previsión era que la situación empeorara en determinadas zonas urbanas de La Palma por la pérdida de más puestos de trabajo, como así ha sido.

En el caso del trabajo del arciprestazgo en la capital de la Isla, la última memoria de Cáritas arroja que la entidad ha prestado ayuda a un total de 803 personas sin recursos económicos para cubrir necesidades básicas como el alimento, frente a las 539 que se atendieron en el año 2010. En este sentido, cabe recordar que el municipio con más población de la isla de La Palma es Los Llanos de Aridane, donde la dependencia del castigado sector de la construcción ha sido mayor.