la palma > los llanos

Las pruebas de asfalto sublevan a los vecinos de Los Llanos

Los vecinos se concentraron ante la planta de asfalto en protesta por las pruebas. / JONATAN RODRÍGUEZ (ACFI PRESS)

DAVID SANZ | Los Llanos de Aridane

La Plataforma contra las Plantas de Asfalto expresó ayer de nuevo su rechazo a la instalación ubicada en Los Llanos de Aridane, con motivo de la puesta en marcha de esta para la realización de una serie de pruebas por parte de expertos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, al objeto comprobar las emisiones de gases que realiza.

Rostros de preocupación de vecinas de la zona. Algunas de ellas, las que tienen las casas más próximas a la planta de asfalto, aseguraban incluso “no pegar ojo” desde que se enteraron de esta situación. También había quien ironizaba con los olores que desprendía la fábrica: “Esto es Chanel número cinco”.

Mientras tanto, alrededor de media docena de efectivos de la Guardia Civil y un vehículo de la Policía Local de Los Llanos de Aridane garantizaban el orden y que las pruebas se realizaran con normalidad. Un despliegue policial que molestó al colectivo de afectados, al considerarlo innecesario por ser una “protesta pacífica como la nuestra”.

Al grito de “¡Sí a la salud, no a las plantas de asfalto!”, los afectados concentrados ante las instalaciones expresaron nuevamente su rechazo a esta actividad. El portavoz de la asociación, Vicente Ramos, aseguró que el ruido y el mal olor que desprende la planta, con ser molesto, no es lo peor, sino “las partículas microscópicas que no vemos y los compuestos orgánicos volátiles, que son sustancias cancerígenas y que van a causar un daño tremendo a la salud y al medio ambiente”.

En lo que se refiere a la prueba, Ramos la calificó de “montaje, dado que van a producir 80 toneladas la hora, cuando la planta está diseñada para 130”.

“Nosotros sabemos que hay un estudio de simulación riguroso y serio, que se hizo hace muchos meses y que dice exactamente lo que sale por una chimenea de asfalto, qué sustancias son nocivas y peligrosas”, explicó Ramos.

En cualquier caso, la Plataforma no entiende la necesidad de “alarmar a la población, como lo están haciendo ahora mismo con estas pruebas, cuando hay una planta de asfalto en Fuencaliente donde podrían haberlas hecho”.

Vicente Ramos insistió en que “hoy no hace falta poner en marcha una planta de asfalto para saber qué sale por la chimenea”. Y calificó esta actitud como “un atropello y un abuso que no se puede consentir”.