La Laguna >

Los comedores sociales de La Laguna abrirán durante el verano

J. F. JURADO | La Laguna

Los dos comedores sociales con que cuenta el municipio de La Laguna se turnarán este verano para cerrar sus puertas por vacaciones, permitiendo así que los usuarios de este servicio de primera necesidad dispongan de una alternativa donde seguir disponiendo de un almuerzo en condiciones, mientras su centro habitual permanece inactivo. Una buena noticia para las cientos de personas que hacen uso de este recurso de caridad y que el pasado verano se encontraron, casi por sorpresa y sin previo aviso, con que ambos centros cerraron al mismo tiempo por vacaciones, tanto el que se ubica en la calle Nava y Grimón como el de San Juan.

Los dos comedores sociales funcionan gracias a la colaboración de los voluntarios, por lo que el parón veraniego es prácticamente inevitable en ambos casos. La diferencia esta vez es que sincronizarán sus vacaciones, cerrando un mes uno y al siguiente el otro, con lo que siempre una de las dos alternativas se mantendrá disponible.

El concejal de Bienestar Social, Miguel Ángel González, ha valorado satisfactoriamente este hecho y ha avanzado que el Ayuntamiento de La Laguna está pensando organizar algún tipo de acto para que los ciudadanos puedan colaborar con estas dos instituciones, aportando alimentos para sus despensas. Los dos comedores dependen de instituciones religiosas, y no de la administración local y, además de servir el almuerzo a unas setenta personas diarias cada uno, también entregan bolsas de alimentos varias veces al mes.

Cobertura infantil

Este verano, además, el Ayuntamiento ha optado por reforzar la cobertura alimenticia de los distintos centros de día para menores que se reparten por el municipio, desde Padre Anchieta a Finca España, pasando por San Jerónimo, San Matías, Tejina y Ángeles Bermejo. Así se acordó en la última reunión celebrada por el Foro Anticrisis, a propuesta de la FAV Aguere. 150 plazas a las que hay que sumar las 540 con las que contarán los cuatro campamentos de verano municipales, en los que también se priorizará la atención a los niños más necesitados.