colombia >

Los homicidios en Bogotá cayeron un 23 % tras la prohibición de llevar armas

EFE | Bogotá

La prohibición de llevar armas y otras medidas de seguridad implementadas en Bogotá llevaron a una reducción del 23 % en el número de homicidios durante la primera mitad de este año en la capital colombiana, una de las más violentas de Suramérica.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, que participó en un consejo de seguridad junto al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, agregó que los delitos relacionados con lesiones comunes se redujeron también un 23 %, el hurto un 27 % y el robo de vehículos un 12 %.

Según se desprende de los datos brindados por Santos, entre el 1 de enero y el 2 de junio de 2012 se registraron cerca de 500 homicidios en Bogotá, 150 menos que en el mismo periodo del año anterior.

“En términos generales, los indicadores en la ciudad han venido mejorando de forma importante”, afirmó el presidente Santos, quien, no obstante, anunció junto al alcalde bogotano nuevas medidas para reducir aún más los delitos.

La mejora de la seguridad ciudadana coincide con los seis primeros meses de la gestión de Petro, un exguerrillero del M-19 que tras asumir el cargo de alcalde, el 1 de enero, tomó la decisión de prohibir el porte de armas en la capital.

Aún así, Santos y Petro coincidieron en que la capital todavía afronta problemas de seguridad, tanto reales como de percepción.

Y en ese sentido se refirieron al atentado contra el exministro Fernando Londoño, ocurrido el pasado 15 de mayo y que causó dos muertos y medio centenar de heridos; y a la recuente muerte de una mujer que fue violada y empalada en un parque de Bogotá.

“Discutimos específicamente los hechos terroristas, en particular el que se descubrió y se impidió contra la estación de policía del barrio Eduardo Santos y el hecho terrorista contra el exministro Fernando Londoño; por supuesto analizamos muy bien el caso de esta señora vilmente torturada y asesinada”, indicó Santos.

Las medidas acordadas tienen como objetivo ofrecer una mayor seguridad a los bogotanos a través del trabajo conjunto entre la Presidencia y la Alcaldía de la capital.

“Se reforzará la seguridad en sitios como parques, cerros orientales y senderos peatonales”, adelantó Santos.

El presidente y el alcalde además contemplaron la posibilidad de llegar a acuerdos con las empresas de transporte para que en los taxis y autobuses se instalen cámaras de vídeo, así como hacer más ágil la línea telefónica de emergencias.