reino unido >

Osborne dice que la recuperación económica británica “está siendo aniquilada”

EUROPA PRESS | Londres

El ministro de Finanzas de Reino Unido, George Osborne, ha achacado la “muerte” de la recuperación económica británica a la crisis de la eurozona, un día después de que el Eurogrupo aceptara conceder a España una ayuda al sistema financiero.

En un artículo publicado en la edición dominical del diario británico ‘The Daily Telegraph’, Osborne afirma que la recuperación económica de Reino Unido “está siendo aniquilada por la crisis desatada en la puerta de al lado”. En este sentido, enfatiza su acusación a aquellos países responsables de la “espiral bajista” que está experimentando la eurozona, en referencia a Alemania, y que podría contagiarse al resto de las potencias económicas mundiales.

Uno de las propuestas que esgrime Berlín es la cesión de más soberanía en pos de una mayor integración europea. Al respecto, Osborne ha reclamado la convocatoria de un referéndum sobre la pertenencia de Reino Unido a la Unión Europea (UE) en caso de que haya “una mayor cesión de la soberanía”. “En estos momentos de cambios en la UE, solo es cierto que el pueblo británico tiene voz propia en cualquier asunto relativo a cómo deberían ser cualquier relación” diplomática, advierte Osborne.

Por otra parte, Osborne reconoce que la eurozona tratará de formar un “frente” en favor de una “unión bancaria”, pero insiste en que Reino Unido no participará en ese proceso integrador, aunque haya países de la UE y que no forman parte de la zona euro que sí la respalden. Es más, asevera que las autoridades británicas avanzarán en la creación de unos herméticos “vigilantes” que protejan el estatus financiero de Londres.

“En los próximos meses, cuando los líderes de la zona euro impulsen una unión fiscal y bancaria, dudo de que se cuestione que esto no supondrá una extensión de las competencias (de Bruselas) en las políticas económicas que conciernen directamente a Reino Unido”, reincide Osborne. Sin embargo, Reino Unido sí coincide con Alemania en la implementación de una “integración fiscal”, en palabras de Osborne, ante lo que, asegura, no va a “interponerse”.

En el ámbito nacional, Osborne ha desoído las críticas que le culpan de que Reino Unido se haya adentrado en una “doble recaída” en la recesión económica después de que la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria vaticinara una tasa de crecimiento del 0,8 por ciento en este año y de un dos por ciento para el próximo.

Mientras unos le acusan de no hacer lo suficiente para estimular la economía, la oposición le reprocha “ir demasiado lejos” en los recortes y aprobarlos “demasiado rápido”. Si bien reconoce una cierta “incertidumbre” económica de cara al futuro, Osborne achaca de nuevo a la eurozona el posible empeoramiento de la coyuntura actual.

“Por esa razón una resolución de la crisis en la zona euro contribuiría más que cualquier otra cosa o un estímulo económico”, defiende el titular de Finanzas británico.