CD TENERIFE> LA actualidad

Quique solo habla de fútbol

JOSÉ ANTONIO FELIPE | Santa Cruz de Tenerife

“La semana ha sido como cualquier otra, nada de lo que se haya hablado ha influido a mis jugadores o a mí”. Así se manifestó ayer Quique Medina, entrenador del CD Tenerife, al ser cuestionado por el tema de la semana: las insinuaciones llegadas desde Ponferrada en las que se especulaba con un posible amaño.

“No me preocupa lo que dice Orlando porque este equipo es muy limpio, lo fue toda la vida, y nadie puede dudar de él, pero no te gusta escuchar cosas feas de algo que uno tanto quiere”, dijo.

Medina, quien indicó que en ningún momento de la semana ha hablado del tema con sus hombres, dijo que todos ellos “están mentalizados” y que “para nada piensan en el segundo partido porque eso sería un error”.

El máximo responsable técnico del Tenerife espera que los suyos “afronten el partido de la misma manera que en La Línea”, ya que “este cruce sí que es definitivo”. Quique reconoció que espera un Toralín “volcado con su equipo”, por lo que será aún más importante salir a ganar en tierras leonesas. “Nosotros nunca salimos a especular y tampoco lo vamos a hacer ahora. Eso es lo que intento transmitir, que salgamos a ganar y no a especular en ningún momento”.

Lejos del banquillo

Debido a la sanción impuesta tras el partido en La Línea, Quique Medina deberá ver el encuentro de Ponferrada lejos de su banquillo, algo que le pondrá “más nervioso”. “Seguro que lo pasaré igual o peor que en el último partido en nuestra casa. No sé controlarme sentado, pero metí la pata en La Línea y me queda este último partido por cumplir”, dijo antes de señalar que espera “verlo tranquilo, cómodo y con rápido acceso al vestuario”.

Acerca de la Ponferradina dijo que es “un rival muy peligroso”, con Acorán, “un tinerfeño que ha crecido mucho fuera hasta convertirse en un futbolista determinante para ellos”.
Medina destacó que “ellos se han sabido adaptar muy bien” a tener el factor campo en contra, aunque aún así “nuestra afición será importante. No espero muchos goles pues, salvo en las eliminatorias del Castilla, no los ha habido a lo largo de todos los cruces que hemos podido ver hasta el momento”.

Por último, el entrenador blanquiazul apuntó que “cuando hay tanta igualdad en todos los sentidos entre ambos equipos es muy importante saber cuidar los pequeños detalles. Esos pequeños detalles son los que pueden decidir. Queremos estar muy intensos y agresivos”.