pesca>

Rechazan la instalación de un secadero de aletas de tiburón en Tenerife

EFE | Arico

Alternativa Sí Se Puede ha rechazado hoy la autorización para ubicar un secadero de aletas de tiburón en Arico, en Tenerife, y ha pedido a las administraciones competentes que revoquen el permiso para esta actividad.

Sí se Puede afirma en un comunicado que el secadero no ha necesitado de evaluación ambiental debido a que ocupa una zona de reducida superficie y que las aletas que se secan en él no son capturadas por ninguna flota local del Archipiélago.

A su juicio proceden de una flota industrial radicada en Vigo, con autorización para pescar tiburones en gran parte del Atlántico, incluyendo Canarias.

Sí se puede manifiesta su rechazo a la explotación del recurso de tiburones pelágicos para aprovechar únicamente sus aletas y devolver el resto del cadáver al mar.

Entiende que “contribuye a un desperdicio extraordinario de recursos pesqueros, niveles insostenibles de mortalidad y disminuciones peligrosas en las poblaciones de tiburones”.

El partido recuerda que el posible efecto perjudicial de las capturas en las poblaciones de tiburón es debido a sus peculiares estrategias de vida, que las hacen muy propensas a la sobrepesca.

Sí se puede recuerda que esta actividad no tendría nada que ver con la explotación tradicional de especies de tiburón profundo que habita las zonas medias y profundas de los fondos canarios.

Esta organización política anima a las administraciones competentes a estimular en el sector de pesca de bajura canario y en el mercado pesquero local las actividades pesqueras artesanas, “que permitan diversificar el esfuerzo pesquero, aumentar el número de posibilidades económicas del sector e incentivar el consumo local”.