la palma >

Rivero apuesta por la Isla en la industria del conocimiento

Paulino Rivero y Guadalupe González Taño charlan con uno de los técnicos. / CÉSAR BORJA (ACFI PRESS)

E.P. | Breña Baja

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, y la presidenta del Cabildo, Guadalupe González Taño, inauguraron ayer en la zona turística de Los Cancajos las I Jornadas sobre Territorios Insulares Inteligentes, cita en la que el jefe del Ejecutivo regional aprovechó para defender “las posibilidades que La Palma tiene en base a lo que se consideró primero como no subirse al carro del desarrollo turístico y que ahora es un valor que abre la puerta a una economía sostenible”.

Así, Paulino Rivero defendió la combinación del “potente sector primario con el turístico, bajo el estricto uso de los suelos y la economía del conocimiento”. En el acto inaugural, junto al vicepresidente del Cabildo y consejero de Nuevas Tecnologías, Anselmo Pestana, la presidenta insular destacó la importancia de las jornadas como espacio para la puesta en valor de la Isla en el marco de la convicción de que “esta es una isla de conocimiento y tecnología, y es así porque cuenta con tres infraestructuras tecnológicas singulares: el Grantecan, el Observatorio del Instituto de Astrofísica de Canarias en el Roque de Los Muchachos y el Supercomputador”.


Beneficios empresariales

Este patrimonio tecnológico, sumado a la fibra óptica instalada ya en Breña Baja, y las expectativas de desarrollo del Parque Tecnológico en esa localidad, hacen pensar en una generación de riqueza “de la que se pueden beneficiar los empresarios palmeros”. González Taño se mostró optimista respecto al apoyo inversor del Ministerio de Ciencia y Tecnología y del Gobierno de Canarias para el desarrollo del futuro Parque Tecnológico.

Los ponentes, especialistas y técnicos llegados de varios ayuntamientos de territorio peninsular como Zaragoza, Barcelona y Madrid, expusieron los modelos de desarrollo para territorios inteligentes en una intensa sesión de trabajo dirigida a gestores políticos y técnicos, pero también a otros sectores de la sociedad. Ayer se subrayó la idea de que “hay que introducir en la isla nuevos conceptos inscritos en el denominado movimiento Smart City”. En el caso de La Palma, su implantación permitiría crear un ecosistema de trabajo empresarial en común.