gente>

Santa cruz es una gran pasarela de moda

Victorio y Lucchino en el Iberostar Gran Hotel Mencey. | SERGIO MÉNDEZ

CRIS HERNÁNDEZ | Santa Cruz de Tenerife

Había mucha expectación y el evento no defraudó. La presencia de los diseñadores Victorio y Lucchino en Santa Cruz DeMODA era aliciente suficiente para llenar los jardines del Mencey Spa & Wellness, idóneo emplazamiento para la jornada matutina de esta iniciativa de la Sociedad de Desarrollo de Santa Cruz. Este enclave, situado en el Iberostar Grand Hotel Mencey, se convirtió en una pasarela de profesionales del mundo de la moda: diseñadoras de ropa y complementos, blogueras, periodistas, empresarias, maquilladoras y profesionales de la estética pudieron compartir experiencias y disfrutar de una mañana llena de glamour y buen rollo. En femenino, porque el 95% de los asistentes fueron mujeres. Apasionadas del mundo de la moda pero, sobre todo, profesionales en busca de nuevas ideas para hacer de su pasión un negocio próspero. Como acto central, una mesa redonda con Victorio y Lucchino, esos dos grandes embajadores de la moda española, como protagonistas. Su intervención fue muy interesante; sobre todo la parte en la animaban a quitarse los complejos, a darse a valer y a tener claro que Canarias es una tierra con mucha creatividad y talento. Y eso hay que explotarlo. Junto a ellos, estilistas, blogueros, maquilladores… todos aportaron sus conocimientos.

La pasarela era el culmen de una jornada profesional, organizada por la Sociedad de Desarrollo del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, en una clara apuesta por el sector.

Los alumnos de la Escuela de Arte y Superior de Diseño Fernando Estévez expusieron sus modelos, así como los de la ganadora del IV certamen de Jóvenes Diseñadores Betsabé Borcha.

Diez alumnos de primero mostraron una serie de creaciones y diseños con una inspiración muy cabaretera con recuerdos a la actual Dita von Teese y su burlesque. Doce alumnos de segundo expusieron sus creaciones basadas en el racionalismo arquitectónico de ciertos rincones de la capital. Santa Cruz sí está de moda.