SD PONFERRADINA-CD TENERIFE

Tan cerca, tan lejos

Álvaro Zazo será titular./ DA

MARTÍN-TRAVIESO | Ponferrada

Apenas faltan dos escalones más para alcanzar el objetivo de la temporada. Casi se asoman los blanquiazules al balcón de la Segunda División A, pero aún queda superar con éxito 180 minutos más. La Ponferradina es el último escollo, un rival con mucha mayor dificultad que Badalona o Linense.

No hay un favorito claro para esta eliminatoria. Ambas escuadras comparten ciertas similitudes: descendieron la temporada pasada de la división de plata; conservan un bloque destacado y de los más potentes de 2ªB; concluyeron en segunda posición la fase regular y obviamente sus dirigentes manejan un presupuesto muy por encima de la media. Solo el desenlace del sorteo del pasado lunes parece concederle algo de ventaja al Tenerife, que podrá resolver la eliminatoria en su feudo y ante su afición, dentro de justamente una semana.

Pero para que haya partido de vuelta, antes los blanquiazules tienen que salir vivos de El Toralín, un campo casi inexpugnable. De hecho tanto en la fase regular como en las dos anteriores eliminatorias solo el Mirandés y el Salamanca fueron capaces de ganar al cuadro del Bierzo. Para ser el tercer equipo que derrota a los de Barragán en su casa, Quique Medina solo tendrá que realizar un cambio obligatorio en el once inicial.

Víctor Bravo está sancionado, por lo que el entrenador tinerfeño tiene que ubicar a otro mediocentro junto a un Kitoko que arrastras molestias en la rodilla zurda. Todas las papeletas para ganarse el puesto las tiene Álvaro Zazo, futbolista que aparece en la formación titular de manera intermitente. Jugó de entrada en el Camp del Centenari, con motivo del encuentro de ida de la primera eliminatoria. Aquel día fue fundamental, pues marcó el tanto de un empate milagroso. Hoy volverá a tener otra oportunidad.

El resto del equipo será el mismo, dado que en este tramo final Medina ha encontrado su once tipo y pretende reformarlo lo menos posible. el cuadro rival solo lamenta el contratiempo del lesionado Dani Carril, pero aún así Claudio podrá poner en liza a sus mejores jugadores.

La de hoy no es la guerra final, pero sí la batalla de las batallas. De ahí se entiende que hasta el fantasma de los amaños haya sobrevolado el encuentro. Los dos equipos se juegan mucho en apenas siete días.

[apunte]

Partido de ida de la tercera eliminatoria de ascenso a Segunda División A

Campo: El Toralín
Hora: 19.00 (Teide Radio-FM 94.0)
Árbitro: Javier Iglesias Villanueva (gallego)

[/apunte]

Apostar por la continuidad

La SD Ponferradina es el último escollo que debe superar el CD Tenerife para regresar al fútbol profesional. Sin embargo el cuadro del Bierzo no es un rival sencillo de superar.

A diferencia del Tenerife, decidieron mantener el mismo bloque de la temporada pasada. A pesar del descenso de categoría, Claudio Barragán, el entrenador, no perdió su puesto de trabajo. Tampoco salieron muchos jugadores. Siguen, más o menos, los mismos jugadores, con la ventaja que eso supone. Orlando Quintana, Acorán Barrera, Samuel San José, Dani Carril, Yuri da Souza o Alfredo Mayor, forman la base de un grupo que ya se conoce a la perfección de la pasada campaña. El reflejo de esta circunstancia se comprobó durante la fase regular. La SD Ponferradina acabó 74 puntos, diez más que el Tenerife, y solo superada por el Mirandés.

La Ponferradina no saldrá a especular. El factor cancha en este eliminatoria se inclina hacia el bando contrario, por lo que la escuadra leonesa sabe que tienen que agotar todas las opciones que pasen por aprovechar el jugar hoy ante su afición, una hinchada que llenará El Toralín. Dependerá de amarrar a jugadores como Acorán, Mayor, Didac o Yuri para que el Tenerife salga vivo del feudo leonés y decida el ascenso ante su público justamente dentro de una semana.