Los Silos >

Una joya a la búsqueda de empresarios

El quiosco es un lugar de referencia en el municipio. / MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES | Los Silos

Todos han disfrutado en algún momento de la tranquilidad que regala una conversación y un café entre vecinos y amigos. Así, inexorablemente ligado a la idiosincrasia y a la historia más reciente del municipio de Los Silos, emerge la sempiterna figura del quiosco de la plaza de La Luz, una edificación de comienzos del siglo XX que, a día de hoy, busca empresarios dispuestos a explotar esta auténtica joya del art noveau.
Finalizado el contrato con el anterior licitador, el Ayuntamiento silense saca a concurso público un “interesante” pliego de condiciones con un canon de arrendamiento fijado en 13.001 euros anuales y una duración de cinco años, con posibilidad de ser prorrogables.

Con estas premisas y bajo la máxima de “mejorar la calidad en el servicio”, el concejal de Urbanismo, José Gregorio Pérez (PSOE), explica a este periódico los pormenores de dicha iniciativa. “Ante la actual situación económica, el grupo de gobierno socialista ha decidido realizar un inventario del patrimonio municipal y poner en servicio aquellas instalaciones susceptibles de generar ingresos. Así, este auténtico icono de los silenses se antoja como una prioridad, en la cual ya existen empresas y particulares interesados”, comenta.

Catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), el edil es consciente de su valor y de la proyección económica del mismo; sin embargo, manifiesta que “se finiquitó el contrato” con la anterior empresa que lo gestionaba, dado que “había incumplido algunos aspectos y no se pudieron resolver; preferimos poner fin a la vinculación a pesar de que le quedaban algunos años de contrato”.

Pérez resalta la importancia sentimental de este templete de doble planta sobre base octogonal, obra de los magníficos arquitectos españoles Domingo Pisaca y Burgada. “Para los silenses es un sitio especial y singular.

Icono popular

A parte de su valor patrimonial, es un punto de encuentro para los vecinos y una parada indispensable para todo el que acude a visitar Los Silos. Por eso, es importante encontrar cuanto antes un nuevo licitador que mejore las prestaciones del edificio”, dice. Añade el edil que “las perspectivas de futuro son buenas ya que se trata de una unidad de explotación bastante interesante para los empresarios”.

La plaza, y por ende, su quiosco, es un elemento muy ligado a las fiestas y tradiciones populares de esta localidad de la Isla Baja. Así, cada mes de septiembre, festivales folclóricos; actuaciones culturales; fanfarrias acompañadas por gigantes y cabezudos; concursos de pesca; exposiciones de diversa índole; certámenes de bandas de música; conciertos; ciclos de cine y verbenas, tienen lugar dentro de este espacio, por lo que el quiosco se convierte en una pieza indispensable de la tradición.