Venezuela, con 14.092 homicidios en 2011, busca quebrar la tendencia violenta

EFE | Caracas

El Gobierno de Hugo Chávez busca quebrar rampante violenta en Venezuela, que cerró 2011 con 14.092 homicidios, con un plan dotado de millonarios recursos para la prevención, formación policial y nuevos mecanismos de justicia, que la oposición consideró se presenta cuando “vienen las elecciones”.

Tras cifrar en una media de 50 los asesinatos por cada 100.000 habitantes en el país, la Administración de Chávez ha expuesto abiertamente las cifras de violencia, ha reconocido que el problema es “grave”, aunque ha defendido que este fenómeno “agobia a toda la región”.

“Nosotros el año pasado tuvimos 14.092 víctimas de homicidios”, una cifra que se ha mantenido durante “dos años consecutivos”, dijo hoy el ministro de Interior y Justicia, Tareck el Aissami, en un encuentro con prensa extranjera y local.

El ministro había reconocido en febrero de 2011 que la tasa de homicidios del país estaba “por encima de la media de América Latina” y cifró en 48 los casos por cada 100.000 habitantes, pero hoy explicó que esa estadística se ajustó a 50 tras depurar los registros.

Hasta ahora se conocían cifras privadas, como las del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), que contabilizó 19.336 personas asesinadas en 2011, año que calificó como el “más violento de la historia” de Venezuela.

“Desmentimos de que sean 19.000 ni 20.000 (los homicidios)”, agregó El Aissami, quien atribuyó a “laboratorios” esas estadísticas.

El funcionario detalló que en lo que va del año el acumulado de homicidios se sitúa en “24 por 100.000 habitantes”, pero admitió que esa cifra puede incrementarse al final del año.

Reconoció igualmente que el Ejecutivo no ha podido “romper el piso de 50 homicidios por 100.000 habitantes” e indicó que en 2003 esta tasa era de 54 por 100.000 habitantes.

El Aissami aclaró en el país el delito “es desestructurado” pese a que existen “vestigios de algunas modalidades de delincuencia organizada” y atribuyó “cerca del 70% de los homicidios” a “enfrentamientos de jóvenes y de bandas”.

Dijo, además, que “la gran mayoría” de los homicidios se cometen en el estado Miranda, donde era gobernador el actual candidato de la oposición a la Presidencia, Henrique Capriles, quien se medirá el próximo 7 de octubre a Chávez en las urnas.

Sobre la misión A toda Vida, que Chávez presentó cuando faltan menos de cuatro meses para las elecciones, El Aissami confío que permita reducir este año los asesinatos a 45 casos por 100.000 habitantes.

El plan incluye entre sus líneas la prevención, el fortalecimiento de los organismos de seguridad, la transformación del sistema judicial y penal, la modernización del sistema penitenciario, la creación de un sistema de atención de víctimas y la socialización del conocimiento para la convivencia.

Las iniciativas, que se empezarán a aplicar en 79 municipios que concentran el 80% de la población, prevén un aumento del número de policías frente a los actuales 92.000 y la extensión de la Policía Nacional Bolivariana a siete estados del país.

Además la municipalización de la justicia y que se garantice su aplicación, pues, según El Aissami, en apenas el 15 % de los casos de homicidios termina en sentencia definitiva.

El ministro destacó que para este plan se han asignado 5.915 millones de bolívares (unos 1.375 millones de dólares) para los próximos dos años, de los cuales 1.682 millones de bolívares (391 millones de dólares) se emplearán en los primeros seis meses.

Al referirse a esta misión, Capriles reiteró hoy durante una concentración proselitista que “como ahora vienen las elecciones” se presenta “el plan número 19″ del Gobierno de Chávez.

“El que no lo hizo en 14 años no lo va a hacer en los próximos seis años (…) no le podemos dar seis años más a la violencia, el Gobierno no tuvo la voluntad de solucionar este problema, no se dejen engañar, no lo va a resolver”, dijo Capriles.

“Cuando una persona, un Gobierno, no puede resolver un problema, nosotros tenemos el poder de cambiar ese Gobierno”, resaltó.