Puerto de La Cruz >

Costas desbloquea los usos de tipo comercial en el puerto deportivo

La superficie en tierra contempla la construcción de una oficina de alquiler de coches y un quiosco. / MOISÉS PÉREZ

GABRIELA GULESSERIAN | Puerto de la Cruz

Los responsables de la gestión de dominio público de la Dirección General de Costas y Puertos Canarios alcanzaron ayer un acuerdo para permitir los usos comerciales previstos en el proyecto de puerto deportivo de Puerto de la Cruz, presentado por la Comunidad Autónoma en el proceso público abierto para la concesión de las obras.

Este era el último “escollo” que tenía el proyecto y que impedía que el Estado entregara la concesión de domino público a la Comunidad Autónoma, confirma a este periódico el director del ente canario, Juan José Martínez. Una vez solventado, permitirá que se autoricen unas actividades complementarias que hagan viable la construcción del recinto por parte de la iniciativa privada, cuya inversión supera los 70 millones de euros.

El encuentro se produce justo tres semanas después de que el Consejo de Administración de Puertos Canarios, presidido por el consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial del Gobierno regional, Domingo Berriel, decidiera interponer un recurso contencioso-administrativo contra Costas por no permitir determinados usos en tierra asociados al futuro puerto, tales como una lavandería, una oficina de alquiler de coches y otra de cambio de divisas, un minimarket y un quiosco de prensa.

El departamento estatal, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, entendía que se trataba de actividades “no vinculadas a las marinas” pese a que en la gran mayoría de puertos del Estado existen otras muy similares. Una decisión que fue “desbloqueada” ayer y que permitirá unas actividades complementarias que hagan viable para la iniciativa privada la construcción de la instalación portuaria, tal y como estaba previsto.

Planta del proyecto actual presentado por el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz para el nuevo muelle. / MOISÉS PÉREZ

Cuando la Dirección General de Costas reciba la confirmación de que “no hay obstáculos” para el equipamiento de uso comercial, el Ejecutivo regional retirará el recurso, según asegura Juan José Martínez. En este sentido, espera que la respuesta “sea inminente” para que esta infraestructura, “tan anhelada por los portuenses”, no se demore más tiempo.

Después de varios años en esta situación de bloqueo, la Comunidad Autónoma optó por sacar la concesión administrativa del puerto, de tal manera que la empresa que se encargase de su construcción obtendría a cambio la explotación tanto de la lámina de agua, como de las instalaciones terrestres, durante los próximos 30 años.

El proyecto de puerto sacado a concurso por el Gobierno canario contempla más de 500 atraques deportivos y 50 atraques pesqueros; una superficie para actividades comerciales y de ocio de 10.000 metros cuadrados; así como un aparcamiento de 1.700 metros cuadrados.

Durante la reunión, los representantes de ambas administraciones también abordaron las condiciones y reparos que Costas ha puesto al proyecto canario en numerosas ocasiones y que ha generado un considerable retraso en su puesta en marcha.

Tras la decisión adoptada, con la que la Dirección General de Costas se compromete a autorizar dichos usos complementarios, el proceso para la concesión de las obras del puerto de Puerto de la Cruz “sigue en marcha”, subraya Martínez, pero con el atractivo para los inversores.