educación>

AMPA y sindicatos apuestan por la huelga general en educación

Las AMPA y los sindicatos volverán a echarse a la calle con el inicio del próximo curso escolar. | DA

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

El curso escolar, que finalizó hace apenas dos semanas, estuvo marcado por los recortes y las protestas de todo el sector educativo, que dejó claro que si continúa el tijeretazo será complicado mantener la calidad del sistema público de enseñanza.

Las quejas, sin embargo, apenas sirvieron para paliar los nuevos ajustes que el Ministerio de Educación prevé poner en marcha a partir de septiembre. Así, aspectos como la supresión de la acogida temprana, el aumento de la ratio de alumnos por aula, la disminución del apoyo a las actividades extraescolares y la más que probable reducción del número de interinos en Secundaria han puesto en pie de guerra a los profesionales y sindicatos del sector, que alertan sobre un inicio de curso “caliente”.

No en vano, uno de los portavoces de las asociaciones de madres y padres de alumnos de la isla de Tenerife, Pablo Jerez, asegura a este periódico que las AMPA secundarán una “huelga general” en la enseñanza pública si las administraciones continúan sin atender sus demandas ni consensuar las propuestas.

Para Jerez, si siguen adelante los recortes, “tenderemos a una educación despersonalizada, en la que el alumnado que requiere más atención quedará en peores condiciones, ya sea por necesidades especiales o por sufrir cierta desventaja psicosocial”. Igualmente, expone Jerez, la grave reducción de profesorado en todos los niveles de la enseñanza hará “insoportable” la convivencia en los centros educativos.

“La no cobertura de bajas por enfermedad hasta pasar dos semanas, el incremento de las ratios de alumnos por aula (el 20%) hasta niveles desconocidos en la última década, supone una “agresión” a la enseñanza pública, que conducirá a la “masificación de algunos centros y a la posible desaparición de otros”, recalca el portavoz de AMPA Coordinadas, que adelanta que los colectivos de padres y madres de alumnos de la Isla llevarán a cabo una concentración a las puertas de la sede de la Consejería de Educación en Tenerife en la primera semana del mes de septiembre.

Pablo Jerez incide en que la desaparición del Plan Educa 3, paralizando los fondos para la educación infantil de 0 a 3 años; la reducción a menos de la mitad del presupuesto para las enseñanzas en nuevas tecnologías; la eliminación de partidas para programas de fomento de la lectura; o el nulo apoyo a las bibliotecas escolares merecen una respuesta “contundente” por parte de la ciudadanía, máxime cuando se trata de un “servicio público esencial” como es la educación.

En la misma línea se manifiesta el portavoz de Anpe Canarias, Pedro Crespo, quien reconoce que “la huelga general en el sector es la última de las medidas que querríamos tomar, pero quizá sea necesaria, porque en estos momentos no hay ninguna negociación”.

“Si realmente hay unidad, Anpe apoyará la huelga, porque los recortes presupuestarios suponen un evidente retroceso en la calidad del servicio público”. “Se van a poner en marcha medidas improvisadas y apresuradas, que no serán eficaces para reducir los efectos del Real Decreto Ley sobre las plantillas de los centros de Secundaria, ni tampoco servirán para aliviar los preocupantes datos sobre el fracaso escolar o el abandono escolar temprano en nuestra comunidad”, concluye Crespo.