granadilla >

Ana María Gutiérrez: “He denunciado mi tragedia ante el Diputado del Común”

Ana María, en lo que quedó de su casa: un baño destrozado. / DA


VICENTE PÉREZ
| Granadilla

La mujer que salvó la vida pero perdió su hogar y sus pertenencias en diciembre de 2011 por la rotura de una presa en San Isidro ha denunciado ante el Diputado del Común la falta de la ayuda prometida por el Ayuntamiento para alquilar un piso mientras se dirime en el Juzgado su reclamación por daños y perjuicios al dueño del estanque.

El Diputado ya ha pedido información al Consistorio y este ya le ha remitido la documentación con las actuaciones que ha realizado para ayudar a Ana María Gutiérrez, que está en paro y cobra 426 euros al mes. Esta vecina asegura que ha tenido que dejar el piso donde se alojaba para alquilar otro de 260 euros mensuales, pagando la fianza gracias al préstamo de una amiga. Además, durante dos meses no ha recibido el vale municipal de alimentos, penalizada “por comprar frutas de temporada, sandía y melón algo inconcebible”.

“De repente me vi sin el que fue mi hogar casi 30 años, que había ampliado con sacrificio”, se lamenta Ana María, quien sufre aún secuelas psicológicas y físicas de aquella dramática avalancha de seis millones de litros de agua a medioanoche.

De su caso se ha hecho eco Coalición Canaria (CC), que “no entiende cómo se puede jugar con los sentimientos de esta persona en la situación más amarga de su vida; pues atrás quedaron las promesas de la concejala de Servicios Sociales”. La edil, Ana Esther Flores, replicó ayer que “desde el minuto cero en que ocurrió esta desgracia” el Consistorio “ofreció ayuda psicológica y alojamiento “en un piso de emergencia a estrenar, pero ella [Ana María] siempre se opuso”. Flores alega que Servicios Sociales le pagó un alquiler “varios meses” (la afectada dice que sólo un mes). En cuanto a las críticas de CC, la responsable de Servicios Sociales opina que este partido “le hace un flaco favor a esta ciudadana al crear confusión y salir a los medios”, pues desde su punto de vista se trata de un conflicto judicial entre particulares.